Porque amamos el fútbol

Italia se gusta… Inglaterra decepciona

Junio/2017

Italia se gusta… Inglaterra decepciona

Diario de la Euro

-

-

-

Futbol & Pipas

 

Italia se gusta… Inglaterra decepciona

 

Esta crónica va dedicada a Miki Roque.

 

Si alguien te dijera que tienes en tu plantilla a un conjunto de jugadores como Rooney, Oxlade, Walcott, Defoe, Gerrard, A. Cole, Johnson, etc., y encima fueras un seleccionador inglés influenciado en algún sentido por el ritmo de la Premier, no te quedaría más remedio que jugar al ataque sin especular.

 

Lo decíamos ayer con el España-Francia. No puedes quebrantar o violentar tus entrañas y destino, ya que si lo haces, directamente pierdes. La esencia del fútbol inglés no se parece en nada a la poca ambición mostrada ayer por el entrenador Hodgson, y ejemplificada en “tronquito” Carroll. Si las lentejas te las tienes que ganar en la Euro con el delantero del Liverpool cuando tienes a Oxlade en el banquillo, mereces la eliminación sí o también.

 

Porque ya desde el minuto 1, sin tampoco jugar de una forma maravillosa, los azzurri dieron un paso adelante queriendo la pelota, el aliado más seguro de este juego llamado fútbol. Con un equipo muy compacto los de Prandelli fueron a buscar el partido con 2 laterales muy abiertos, con un De Rossi inconmensurable en el primer acto, y con un majestuoso Pirlo, emperador, que encontró en Montolivo un buen aliado. Arriba, se confiaba en las diabluras de Cassano y en que Balotelli cazara algún balón.

 

Y mientras Italia proponía, el romano De Rossi cazaba un primer chut con efecto, con la sinistra, que a poco estuvo a punto de colarse en la portería de Joe Hart… Acto seguido, el lateral “maicónico” Glen Johnson respondía con un disparo dentro del área tras jugada llanera solitaria, disparo que era controlado por el sempiterno Buffon, portero de leyenda…

 

Como hemos dicho, Italia tenía el balón y a base de costumbre, empezó a amasarlo como una pizza, y claro, por un tema de probabilidad, las ocasiones eran para los italianos. En el primer acto recordamos una de Balotelli, que controla a trancas y barrancas y que no puede ser certero dada la buena colocación del portero Hart que tapa bien.

 

En el segundo tiempo, se siguió con la misma tónica, con una Italia renacida tras la entrada de zurdito Diamanti y Nocerino, que directamente monopolizaron el esférico de forma definitiva… Todo ello bajo la batuta magistral de Mutti Pirlo, quién con el partido de ayer se hizo un hueco en el 11 del campeonato. Qué jugadorazo! … Qué manera de controlar los ritmos, de no perder balones, de asistir a sus compañeros, y de aportar tranquilidad y saber estar. Pirlo es otro jugador leyenda que irradia fútbol por todos sus poros. Fue el mejor jugador del partido con diferencia.

 

En el bando inglés, Hogdson se cargó el partido con la entrada de Carroll por Wellbeck… En casa no podíamos evitar decir que “vuelva” “Vuelbeck”…. Y Walcott se encargó igualmente de demostrar una vez más, que es un buen jugador de equipo-complemento, pero que no está para liderar ninguna escuadra. Y aquel que tenía que liderar, Rooney, el partido en ese momento ya lo estaba aplastando o ya lo había aplastado.

 

Diamanti era de los pocos que se negaba a la trágica epopeya de los penaltys, y el italiano insistía.

 

Llegamos a la prórroga, y los italianos dieron 2 pasitos adelante y ninguno para atrás, con lo que en la segunda parte de la prórroga hicieron defender a los “pross” en su propia área, que es como decir liquidarlos definitivamente. Italia empezó a ganar la tanda de penaltys en la segunda parte de la prórroga. Factor mental.

 

El fútbol no siempre es justo, y todos los aficionados imparciales deseábamos el triunfo de la Forza Italia… Un primer penalty marrado por Montolivo hacía presagiar lo peor. Sin embargo, 2 penas máximas falladas por Young (horrible campeonato) y el otro Young, Ashley, daban la oportunidad al zurdo Diamanti de colocar a la bella Italia en las semis de la Euro. Y el zurdo, pese a los movimientos extraños de Hart, no falló.

 

Ayer el fútbol fue justo y caducó el estilo de los ingleses, quienes deberían entrar en profunda reflexión sobre a dónde se dirigen. Les pasa un poco como a Holanda, que tienes mimbres, pero les falta un Messías que sepa llevarlos hacia algún lugar con una idea o creencia.

 

Semifinales servidas. Portugal-España. Italia-Alemania. Cómo vamos a disfrutar!!

 

Descanse en paz Miki Roque.