Porque amamos el fútbol

Robert Lewandowski y Pilar, al alza

Junio/2017

Robert Lewandowski y Pilar, al alza

Ya os lo dijimos

-

-

-

Futbol & Pipas

Todo el mundo futbolístico está hablando y muy bien de R. Lewandowski y del checo Pilar. Hace ya mucho tiempo que nuestro experto en fútbol internacional Carles López, como siempre, nos ha avisado sobre la calidad de ambos jugadores. Cuánta pasta haría ganar Carles a cualquier Secretaría Técnica!

Ayer, ambos brillaron con luz propia en la Euro. Y nosotros queremos recordar lo que decía Carles de Pilar hace algún tiempo.

 

Dinamita checa” concentrada en sus escasos 1’69. ¡Una brutal aparición!.... Este pequeño jugón con cara de “Chucky travieso”, tiene gran similitud física y futbolística con el mejor Andrei Arshavin  de sus tiempos en el Zénit (además juegan en la misma posición, son diestros pero juegan en banda izquierda del centro del campo “a pierna cambiada”).

A nuestro juicio, es la revelación más importante de la presente edición de la Champions League 2011 en su primera ronda, y se trata de un maravilloso futbolista checo que va a llenar el hueco dejado en los corazones de sus compatriotas por Pavel Nedved primero y más recientemente Thomas Rosicky. A nuestro entender, y nos mojamos hasta el tuétano, este explosivo interior-extremo está llamado a escribir páginas de gloria en el fútbol checo y en un grande europeo. El secretario técnico que no lo tenga anotado ya con letras mayúsculas en su agenda, que se vaya a echar la siesta por favor…y sea honesto y se dedique al dominó.

Es un jugador excitante y punto. Un jugón resolutivo capaz de sacarte exclamaciones y que te levanta del asiento; un futbolista por el que merece ver un partido de su equipo. Aúna clase, talento, creatividad,  desparpajo, explosividad, velocidad, verticalidad, sentido táctico, disparo mortífero, capacidad de último pase…y un sinfín de virtudes de carácter ofensivo, además de su abnegada personalidad solidaria dentro del terreno de juego. Sus incursiones y diagonales por banda izquierda –a pierna cambiada-, son una pesadilla para los defensas rivales. Como le dejes coger un metro e iniciar la carrera, sencillamente te destroza, ya no le paras. Tienes que evitar que inicie su “slálom” y tome metros. Definitivamente, una vez lanzado, sabes que te va a hacer mucho daño y ello quizás en un equipo mas limitado como el Viktoria Plzen. aún no es suficientemente definitivo, pero a la que lo rodees de jugadores decisivos en todas las posiciones, su contribución resultará decisiva. Insistimos, su juego tiene muchos paralelismos con el del mejor Andrei Arshavin cuando marcaba diferencias en la selección rusa y en el Zénit de hace unas temporadas, justamente partiendo desde la misma ubicación en el césped.

Tiene una irreverente y casi insultante facilidad para el uno contra uno gracias a su habilidad en el regate y explosividad, pues exhibe un cambio de ritmo en seco brusco y vertiginoso. Su mentalidad es cien por cien ofensiva, y su fútbol es incluso demasiado vertical e incisivo por momentos, aunque a nuestro entender ello siempre es más virtud que defecto. Siempre es mejor mirar a puerta contraria que “dorar la píldora y dormirla en el medio”, pues en definitiva a esto se juega para meter goles en la portería rival. Y aunque su juego pueda parecer en exceso individual, nosotros apreciamos que no se trata de un futbolista egoísta sino de alguien consciente que su manera de ayudar al equipo es eliminando rivales y haciendo daño al contrario con sus conducciones, disparos y pases. Como decía “el rizos”…: “haciendo la diferencia”.

Una bocanada de aire fresco en el últimamente deprimido fútbol checo, después de haber vivido unos exitosos años 90 y principios de siglo XXI.

Václav Pilar nos encanta y nos tiene maravillados!