Porque amamos el fútbol

Informe PEP

Mayo/2017

Informe PEP

Resumen 4 años

-

-

-

Futbol & Pipas

 

Se marcha PEP GUARDIOLA de la Liga. Para algunos, como el servil palmero Karanka, el campeonato continuará existiendo. Una obviedad. Para el mundo futbolístico, una pérdida reparable, porque Pep, tarde o temprano, volverá.

 

¿Qué nos deja Pep? Más luces que sombras. O muchas luces, y pocas sombras.

 

En primer lugar, nos deja gestión excelente y excelsa de un vestuario de un equipo grande. El mejor director de RRHH del mundo del fútbol. Un tipo que ha conseguido crear el clímax en el vestuario óptimo para sacar el mayor rendimiento de su núcleo duro de jugadores. El vídeo de Gladiator en la final de Roma, es un buen ejemplo.

 

En segundo lugar, nos deja el ejemplo de saber representar a su Club, con una imagen intachable. Pese a quien pese. Digan lo que digan. Lo que se percibe desde fuera cuando se contempla a Guardiola, es un representante ideal de cualesquier Club al que dirija… En el fondo, Pep Guardiola ejemplifica la ética, el saber hacer y la deportividad.

 

En tercer lugar tácticamente nos deja una manera de enfocar el fútbol, evolución del sistema holandés introducido en el Barça por Michels y perfeccionado por Cruyff, una vuelta de tuerca a dicho sistema, añadiéndole una implicación defensiva de los 11 hombres de campo presionando en campo rival, y poniendo su defensa en medio del campo. Probablemente influencias de su paso por Italia, e influencias de su etapa con Van Gaal. Todo condimentado con una manera de jugar que en ciertos momentos recordaba también al Brasil parsimonioso de Méjico 70. Parsimonioso en muchas zonas del campo, y asesino serpentino al toque de corneta. Por consiguiente, deja huella también en lo futbolístico.

 

Y en último lugar nos deja una creencia absoluta en los jugadores de casa, habiendo sabido sacar petróleo en muchos momentos de su periplo.

 

Pero sin duda, el logro más grande ha sido cambiar la mentalidad de los culés dentro del proceso de maduración de un club, que ha alcanzado una nueva fase dentro de su centenaria historia.

 

En el debe nos deja un margen de acierto más que discutible en materia de fichajes. “Autor” y “desautor” por ejemplo del fichaje más caro de la historia del Club (Ibra). Padre de uno de los peores fichajes en años en “Can Barça”, Chigrinsky. Consintió igualmente 2 fichajes de medio pelo que nunca se han acabado de explicar con transparencia (Henrique y Keirrison). No supo tampoco sacar rendimiento a jugadores como Cáceres o Hleb. Vendió a Yayá Touré en un desacierto histórico, dejando al equipo tocado y poco equilibrado en lo que a centímetros se refiere. Apostó por un Villa caduco a las puertas de la treintena, cuando el Real fichaba a Benzemá. Apretó las clavijas por Cesc, en un fichaje multimillonario que no está rindiendo como era lo esperado. Creyó en jugadores del filial sin nivel Barça (Jeffren, Cuenca o Fontàs).

 

… en esta materia, como fichajes o aciertos positivos, tendríamos el del chileno Alexis, el del argentino “Jefecito”, la recuperación de Piqué por poco dinero, y el descubrimiento del mejor medio centro del mundo Sergio Busquets.

 

No seamos talibanes a la hora de valorar la labor de Pep. Digamos lo bueno, que es mucho. Pero no omitamos lo malo, que existe. Como persona humana que es.

 

Como último apunte, y sin ánimo de crítica porque PEP ha sido valiente y honrado afirmando lo que sentía, alguien podría decir aquello que el capitán del barco es el último que se marcha… Otros podrán contestar que el banco no se estaba hundiendo, por tanto, podía marcharse. “FUTBOL & PIPAS” lo que dice es que el Barça necesita afrontar una segunda revolución futbolística clarísima, valiente, que permita cargarse a vacas sagradas como Alves o Xavi, y que Pep tenía la personalidad suficiente para hacerlo, cosa que ahora mismo está por ver si se hará o no. Recordemos cómo acabó el Dream Team.

 

¿Qué hará Pep a partir de ahora? Viajar y ver fútbol. Porque es un loco del fútbol. Y con probabilidad se vinculará a algún equipo inglés o a la selección inglesa, antes de volver al FC Barcelona como Mánager General del Club. Al tiempo.