Porque amamos el fútbol
Bas Dost title
Wolfsburgo
Bas Dost
1989
Países Bajos
1,96
Delantero Centro
https://twitter.com/basdost



Ariete “pichichi” y revelación en la pasada Eredivisie holandesa, cuando entonces defendía los colores del Herenveen, club cuna de grandes “nueves” luego exportados (Ruud Van Nistelroy, Alfonso Alves, entre otros más o menos recientemente).

 

Bas Dost es un delantero y goleador puro, nada de medias tintas. Ni media punta ni jugador de banda….nada de eso, un delantero de área puro y duro. ¡Nada más!... y nada menos…por si alguien andaba despistado y quería reubicarle de imposible juez de línea y/o de improbable utillero junto a la cal. La ingeniería táctica la dejamos para el “Stratego”.

 

Sus credenciales son su juventud (23 años) y su olfato de gol para marcar siempre hasta de la manera más insospechada, junto a una imponente presencia. No obstante, recordemos que Alfonso Alves tampoco llegó a triunfar cuando salió del Herenveen hace unos años en dirección al Middlesbrough. Y eso que su cifra de goles anticipaba tanto como la del bueno de Bas Dost. Quiere decir esto que la Liga holandesa “juega y deja jugar” y que siendo prolija en goles, en ocasiones algunos de los mejores delanteros exportados de los Paises Bajos luego no siempre se adaptan a otras ligas con similar suerte (léase Kezman).


En cuanto a Bas Dost y aún reconociéndole sus espectaculares cifras del curso pasado no nos parece que en rigor su nivel técnico ande a la par del de los mejores “9” de la actualidad, ya sean eminentemente rematadores (Falcao y/o Higuaín…), o delanteros centro “totales” más completos (Damiao y Benzemá, entre otros, por ejemplo). Dost es un eficaz rematador y chutador con ambas piernas, y un muy buen cabeceador amparado en su inacabable figura, pero también en su buen manejo de los tiempos del remate con la “testa”. Además sabe desmarcarse a la espalda de los centrales y desde luego tiene inoculado el don del “oportunista” goleador. Eso es incontestable. No obstante, eso es tan cierto como que le cuesta horrores crearse su propia jugada, más allá de que alguna ocasión resulte airoso en el envite individual. Queremos decir con esto que jugadores parecidos a él (Meho Kodro sería el paradigma) cuando salieron del hábitat en que explotaron mejor su autoconfianza, pues luego fallaron estrepitosamente. Y ¡ojito! Que Kodro era un espectacular rematador en la Real Sociedad, nada que ver con lo que luego “no” enseñó en el Barça…por los motivos que fueran, bajón de autoestima inclusive, sin duda alguna.

 

No hay que olvidar que el año pasado jugaban detrás de Bas Dost en el Herenveen nada más y nada menos que: nuestro admirado Narsingh (PSV) y Assaidi (Liverpool) en bandas, y el brutal “crack” en ciernes Filip Djuricic en la media punta (…amén del central Gouweleuw, un “escándalo” sacando el balón desde atrás y pasando en largo…). Es decir, que Bas Dost se beneficiaba de un muy buen equipo de ataque que le nutría de inmejorables oportunidades de gol, las cuales bien es cierto que desde luego él convertía con insultante acierto. En otras palabras, que al lado de semejante retahíla de artistas balompédicos (los cuales han sido apuestas personales de futbolypipas.es desde “long time ago”) ha demostrado su solvencia. Sin embargo, el gran desafío se le presenta en una liga más aguerrida como la alemana y en un conjunto reforzado y fuerte como el Wolfsburgo, pero inestable en las últimas temporadas, desde que hiciese con su título liguero encabezado entonces por los goleadores Dzeko y Graffite.

 

En resumidas cuentas, que sus cifras ahí están y que con semejante carta de presentación se trata de un delantero de armas tomar; aún así mantenemos un ligero atisbo de duda de cuál será su carrera y progresión en los cursos venideros. En todo caso, goleador a seguir.

 

 

By CL – Octubre de 2.012