Porque amamos el fútbol
Óscar title
Chelsea
Oscar dos Santos Emboaba Júnior
1991
Brasil
1,79
Media punta
twitter.com/Oficial10Oscar

"Mr. Perfect"

 

Óscar es el futbolista perfecto, el futbolista que querría tener cualquier entrenador.

Es un generador de cosas positivas y de sonrisas.

Otro jugador que no especula, que sabe lo que quiere. Tiene como una especie de visión "matrixniana" para acelerar y para parar, para saber qué hacer en cada momento.

Su experiencia en la Premier le ponen a punto de caramelo para cualquier equipo del mundo.

Será otro centrocampista de época que tiene que obligarse a encarar. Siempre me recordó en su fútbol a Don Andrés Iniesta. Es el heredero del gran Andrés!

 

By JB - Enero de 2.014

 

 

 

Antes de pasar a su análisis actualizado nos permitimos aquí recordaros la ficha que hicimos de Óscar en el verano de 2011 luego de disputar con Brasil el Mundial sub-20 celebrado en Colombia. Esto es lo que decíamos de él cuando aún era futbolista del internacional de Porto Alegre (equipo donde ha militado hasta su traspaso en verano 2012):

 

-         “Óscar; por una vez parece que la secretaría técnica culé anduvo despierta (a los que seguimos el fútbol brasileño nunca nos pudieron vender el “timo” de Keirrison…) con este centrocampista total y completísimo. Ocurre que como casi siempre se lo pensaron demasiado y ahora ya es sencillamente “infichable” por una módica cantidad. Tiene calidad, desborde, chut, visión de juego, uno contra uno …y encima un despliegue físico y una capacidad de lucha impropia de un medio tan técnico. Una joya que va para crack mundial. Es una “máquina” con una presencia increíble en el juego de Brasil. Talento espeluznante.”

 

En fin, ya lo podéis ver. En su momento durante el verano 2011 el Barça le seguía la pista pero era incapaz de hacer una apuesta-desembolso acorde con el futuro que presentaba semejante joya (..Si lo hubiese fichado antes del Mundial…). Y lo que ha ocurrido después ya todos lo sabéis, la secretaría técnica del Chelsea un año después se ha subido al carro y ha pagado la nada desdeñable cifra de 32millones de euros por un futbolista de 20/21 años. Los más ilusos e incrédulos nos advierten de que es una apuesta de mucho riesgo pagar tal cantidad por un “melón por abrir”. ¿¿PERDÓN?? A qué se le llama un melón por abrir!!!. En mi modesta opinión, si algún secretario técnico o analista no sabe discernir el grano de la paja a los 20 años de un jugador mejor que se dedique a otra cosa. Luego puede ocurrir que el futbolista incurra en “dejación de funciones llevado por una vida frívola fuera de los campos”…pero eso ya no es anticipable. Lo que es indiscutible es que un buen ojeador a esa edad ya sabe quien va para crack y quien tiene un techo limitado. No estamos hablando de una ciencia exacta pero en este terreno la intuición marca las diferencias como la marcan los futbolistas en el césped. No tiene ningún mérito y resulta harto ventajista fichar en base a hechos consumados,¡¡ por Dios!!

 

Óscar es junto a Lucas Moura el sucesor del mejor “10” de Brasil, de la figura del enlace con las 2 puntas. Es un jugador blanco que nos recuerda a Zico y Kaká  –de los que está muy cerca en cuanto a rasgos y cualidades- y más rápido que otro mítico 10, Raí. Tiene también cosas de Sócrates y es superior a Ganso por una simple razón, SU VELOCIDAD DE EJECUCIÓN. En un fútbol moderno donde impera el poder efectuar y ejecutar las mismas acciones que hacen la mayoría pero a superior velocidad, ese don tan preciado le otorga y confiere un status de ELEGIDO. Porque Óscar es capaz de jugar como cualquier media punta o centrocampista ofensivo por detrás de los 2 delanteros, pero teniendo las mismas virtudes que los mejores, en su caso él es capaz de hacerlo todo más rápido, empezando por su velocidad en conducción, la cuál destroza líneas de presión rivales y salta trincheras y trampas enemigas como si en lugar de andar por el césped directamente levitase sobre él.

 

Insistimos en que lo tiene todo para jugar en esa posición o ubicación pero es que por si ello fuera poco reúne una capacidad de lucha y esfuerzo, de solidaridad y compromiso, no tan frecuente en jugadores dotadísimos técnicamente pero algo más apáticos y abúlicos en el repliegue (faceta que sin duda DEBE mejorar mi admirado Javi Pastore).

 

El Chelsea directamente LA HA CLAVADO con Óscar y no nos hace falta ni un partido más para anticipároslo. Se trata de un futbolista privilegiado que encandilará a aficionados y al mismo tiempo será solaz de entrenadores, algo a veces difícil de simultanear.

 

Sus cabalgadas desde el mediocampo recordarán al mejor Sneijder campeón de Europa en el Ínter, nos traerán a la retina los indelebles momentos del mejor Kaká con el Milán. Sus disparos desde fuera del área os refrescarán los mejores chutes de Gerrard y Lampard como centrocampistas goleadores; y sus asistencias en profundidad gracias a su visión de rayos X os refrescarán los pases delicatessen de don Andrés Iniesta o Eden Hazard. Óscar es un compendio de demasiadas virtudes. Sencillamente no le vemos ningún punto débil excepto el hecho de que le falta experiencia u oficio aún, algo inevitable dada su juventud.

 

Futuro demoledor y una apuesta segura. Ahora el resto que “ n’aprenguin “…

 

By CL – Agosto de 2.012