Porque amamos el fútbol
Orellana title
Celta
Fabián Ariel Orellana Valenzuela
1986
Chile
1,68
Segunda punta
twitter.com/nanotec_RD

Futbolista internacional chileno de indiscutible clase y calidad; talento, fantasía y magia…pero injustamente ninguneado o tratado “underrrated” (como dicen los anglosajones) sin que llegamos a comprender el por qué.

 

Pueden explicarlo por este orden alguna de las siguientes causas:  alguna polémica inicial que mantuvo en Chile con el seleccionador hace tiempo; su imagen nada mediática y algo así como despistadilla ;  y en última instancia también su corta estatura (1’68) en un fútbol actual donde sobresale el “atractivo físico” también en los delanteros (Messi come aparte...). Todo ello explique acaso que no se tenga en cuenta su fenomenal rendimiento futbolístico en la “praxis”, desequilibrante allá donde ha jugado en España (Xerez, Granada, Celta). Con los últimos equipos ha conseguido sendos ascensos siendo Orellana pieza fundamental siempre para el desborde del rival gracias a su capacidad fantástica de uno contra uno. Sus números de asistencias, goles y regates exitosos hablan por sí solos. Aún así, no recibe el tratamiento de futbolista “grande” como uno entiende que merece (recordamos que ya su primer año jugando en España se marcó un partidazo en el Camp Nou contra el Barça –que se jugaba la liga aquél día- recordado por un golazo de Mario Bermejo, pero donde Orellana llevó de “p…culo” a la defensa barcelonista. Pero claro como era el Xerez –con todos los respetos-, gran parte de la prensa no ponderó debidamente semejante exhibición de potencial futbolístico).

 

Menos la posición de delantero centro, Orellana puede actuar y ocupar todo el frente de ataque, partiendo desde la izquierda y/o derecha gracias a movilidad y dinamismo así como a su recorrido. No obstante, decidimos ubicarle como 2ª punta porque ante puerta demuestra la clase, clarividencia y calidad suficiente para golear cuando tiene ocasión. Su promedio de acierto en función del ratio de ocasiones es estimable y reseñable. 

 

Es un maestro de las suertes del desborde: regates, fintas, engaños y amagos, bicicletas y trucos varios. Su bajo centro de gravedad e interesante cambio de ritmo le permiten encarar y superar a los oponentes con insultante facilidad; no obstante, los defensas de más oficio y curtidos y que tiran de video para el estudio del rival, esos particularmente, le buscan en el cuerpo a cuerpo donde saben que el “pequeñín” Orellana tiene las de perder. Y no es un tipo frágil, para nada, pero tampoco tiene el torso y la fuerza de piernas de su compatriota Alexis Sánchez (de similar estatura) para soportar las embestidas rivales cuando le contractan.

 

A nuestro juicio Chile tiene una generación de futbolistas internacionalmente reconocidos de indudable nivel: Arturo Vidal, Isla, Alexis, el mago Valdivia, chupete Suazo, etc. pero yo me permito incluir en ese selecto club al bueno de Orellana. Creemos que va siendo hora de que se le haga justicia. Si midiese 10 centímetros más habría literalmente “Hostias” por su contratación.

 

By CL – Julio de 2.012