Porque amamos el fútbol
Isaac Cuenca title
Deportivo A Coruña
Joan Isaac Cuenca López
1991
España
1,76
Interior izquierdo
twitter.com/isiwap

Esto es lo que decía un servidor de Isaac Cuenca en 2.009, en etapa juvenil:

 

“Isaac Cuenca: juvenil. Medio ofensivo-extremo. Trabajador incansable pero con bastante talento y gol. Me parece que como extremo le falta la velocidad en corto (como a Fran Álvarez), no lanzado en carrera, y eso no es un problema en categorías inferiores y contra rivales de menor entidad, pero lo será en el fútbol de máximo nivel. Así que la conclusión para mi es que pensando en el futuro su mejor sitio como jugador es el medio campo, de interior ofensivo. Chuta bien con las dos piernas y tiene un buen remate de cabeza. Muy solidario y esforzado, no tiene formas de crack pero es un jugador con ganas de crecer, que progresa año a año. Por este motivo, el FC Barcelona lo ha recuperado después de haberlo dejado marchar hace unos años. Creo que será un jugador de primera división segurísimo y veremos si para el Barça. Quizás en 1-2 años buscaría una cesión (tipo Granero y/o Parejo del Real Madrid), para que vuelva formado y rodado”.

 

Esto es lo que digo hoy:


Nos hemos permitido recuperar esta radiografía que hicimos del jovencísimo Isaac Cuenca sin tocar un ápice, a principios del año 2009; dentro de un estudio del fútbol base que por aquél entonces realizamos y cuyo  informe reside en “nuestra caja fuerte” de predicciones futuras, amigos nuestros.


¿Qué más podemos añadir a lo que entonces ya vislumbrábamos quienes le seguíamos con atención en categorías inferiores de “can Barça”? (aunque le perdiésemos la pista en su cesión al Reus, sí pudimos verle actuar en cambio en alguna ocasión defendiendo los colores de la DAMM). Pues poco más a decir de lo que ya pensábamos entonces. Que su exitoso paso por el Sabadell en una temporada de ascenso a 2ª división, además de darle una experiencia y oficio de valor incalculables, confirmó que jugando abierto en banda es igualmente un futbolista muy eficaz y resolutivo. No obstante, la disposición táctica arlequinada no utilizaba sus interiores-extremos tan adelantados (aunque sí aperturados en el campo), lo que facilitaba su llegada desde puntos de partida algo más rezagados. No demasiado, pero sí algo más atrás.


Ahora se trata de un jugador mucho más hecho y curtido, pero que curiosamente debuta con el primer equipo barcelonista ¡sin haberse asentado en la titularidad indiscutible del filial! donde alternaba suplencias con presencias en el once inicial.


Su verticalidad, calidad y clase son innegables. Pero en cualquier caso insistimos que bajo nuestro modesto entender y prisma, le falta un punto de velocidad para llegar a consagrarse como extremo titular en un esquema de 4-3-3 con los hombres de banda de vanguardia muy abiertos y arriba (es decir, un equipo como el Barça que pelea por todos los títulos, para ser competitivo tiene que tener o una moto en velocidad como Stoichkov y además realizador; o un virtuoso del desborde como Figo o Ronaldinho…medias tintas o medianías rápidamente te descabalgan de la lucha por los títulos. ¡¡Punto!! No hay más!...y si no que le pregunten al Ájax qué le ha ocurrido después de dejar de tener hombres tan decisivos arriba...¿meridianamente claro verdad?...).


En categorías inferiores siempre nos pareció que el fútbol de Cuenca era mucho más productivo para su equipo y peligroso para el rival partiendo de una posición de interior avanzado por la izquierda, “a lo Iniesta” para entendernos (y Javi Espinosa más recientemente). Ocurre que esa demarcación en “can Barça” está carísima y no sabemos si el bueno de Isaac (cuyo juego y actitud nos encanta) llegará a poder poner sobre la mesa lo que hace falta para afianzarse con su gobierno… No obstante, estamos ante un futbolista de 1ª división sin duda alguna y que probablemente en equipos sin tanta exigencia resultadista como el Barça podría desarrollar su fútbol con verdadero placer. El tiempo dará y quitará razones. Pero ahí tenemos un muy buen futbolista de gran inteligencia en el terreno de juego y visión de juego, más una contra uno. Lo único que adolece es de falta de potencia. No se puede tener todo en la vida.

 

By CL – Marzo de 2.012