Porque amamos el fútbol
Isla title
Juventus
Mauricio Aníbal Isla Isla
1988
Chile
1,75
Lateral Derecho
twitter.com/Huaso_isla

La ubicación del “huaso” Isla como lateral derecho es tan sólo un punto de partida porque su polivalencia le permite abarcar todo la franja derecha del campo, ya sea como lateral, volante o interior; o bien como carrilero en el 3-5-2 que dispone el actual Udinese (al estilo de otro buen carrilero diestro como Maggio, también en el 3-5-2 del Nápoli). Sin embargo, si es cierto que se adapta bien a posiciones de banda algo avanzadas (no en vano este jugador actuó de delantero en sus inicios), no le vemos capacidad resolutiva individual para actuar de extremo adelantado y posicional bien arriba en punta. Por el contrario, Isla gusta de llegar desde atrás en carrera lanzada para así explotar su fútbol correoso, fogoso, potente, vitamínico y enérgico. Sorprende mucho más y es más pernicioso para el contrario aprovechando el factor sorpresa que en estático; ahí sus movimientos resultan mucho más previsibles y no dispone de la habilidad en el regate en seco de los jugadores “top” europeos y mundiales en esa demarcación. En cambio cuando viene lanzado desde 2ª línea es casi incontenible, y tiene un promedio asombrosamente alto –en lo porcentual- de aprovechamiento en sus incursiones ofensivas. Es decir, tiene la calidad para llegar y realizar un buen centro enroscado, una pared con el delantero que cae a banda, o bien un disparo individual aprovechando su dominio de esta suerte del juego. Sube con criterio y acierto, y estamos un poco cansados de ver laterales o carrileros que suben con inocua aportación.

Consciente de ello, tanto la selección chilena como sobretodo su actual equipo italiano están sacando de él un rendimiento sobresaliente y conforma junto a Alexis Sánchez, Arturo Vidal, Beausayour, Mati Fdez…y otros valores, una generación destacadísima del fútbol chileno…guiados por veteranos ilustres como el central Contreras, “chupete” Suazo  y ante todo por el “mago” Valdivia… (nuestros respetos al Sr. Valdivia).

Porque si algo caracteriza el juego de Isla  –y ello no es poco-, es sobretodo su rendimiento constante, regular y fiable. Se trata de un futbolista que no alcanzará nunca la matrícula de honor, pero que en cambio es permanentemente un notable alto. Una garantía de trabajo eficaz y eficiente, de alta fiabilidad.  Luchador contumaz, persistente, bregador y solidario en el trabajo colectivo. Y en el apartado individual, aporta su verticalidad y profundidad por banda, así como su autoconfianza, determinación y convicción. Es un jugador muy maduro a sus 23 años que sabe en todo momento donde está su límite y conoce de lo que es capaz y lo que no. Y aprovecha y exprime al máximo sus virtudes técnico-balompédicas. Un puñal por banda derecha, un quebradero de cabeza para el rival que conoce sus recurrentes arribadas por banda, siempre creando peligro, pero que no sabe como cerrar esas vías de agua.  Difícil de atajar sobretodo cuando actúa con la indefinición que te da en ataque la posición de “carrilero”, al no ser ni un lateral largo ni tampoco un interior corto. El curso pasado formó junto a su compatriota Alexis Sánchez en Udinese la banda derecha más temible de Europa probablemente, compitiendo en solvencia con la banda Dani Alves-Pedro. Y ofrecieron fútbol de muchos quilates al buen aficionado.

Defensivamente es un jugador rápido y con capacidad de recuperación en la marca, que resulta difícil de franquear, aunque su faceta más destacada es indiscutiblemente la ofensiva. En el Udinese siempre recibe la ayuda, basculación y cobertura del central izquierdo (en el esquema de 3 centrales), que le ayuda a cerrar su banda en sus numerosas subidas al ataque.

En resumidas cuentas, una apuesta segura, un caballo ganador y un nuevo acierto a sumar al cesto de contrataciones del Udinese (…ya no deben caber en él…).

 

By CL - Diciembre de 2.011