Porque amamos el fútbol
André Schürrle title
Chelsea
André Schürrle
1990
Alemania
1,84
Segunda punta

Se trata de un jovencísimo y brillante 2º delantero (que también puede actuar como media punta ofensiva por detrás de 2 delanteros; a lo Marek Hamsik, por detrás de Lavezzi y Cavani en el Nápoles, por citar un ejemplo). Aunque en el pasado reciente nos había llamado la atención en algún partido de la Sub-21 alemana junto a sus compañeros de generación Lewis Holtby, Dejagah, etc., nos ganó definitivamente para la causa el año pasado cuajando un auténtico “temporadón” a nivel de juego y de números en el MAINZ 05.

En el modesto equipo del Mainz es donde se formó en sus categorías inferiores André Schürrle, si bien el año pasado actuó ya en calidad de cedido porque su propiedad había sido adquirida un año antes por la sagaz y visionaria secretaría técnica del Leverkusen, que año tras año confirma su buen hacer y ojo clínico incorporando jóvenes futbolistas a bajo coste y a los que luego da salida por un suculento traspaso. El último en ser vendido ha sido el chileno Arturo Vidal, y el inminente crack contratado este verano ha sido el “fenómeno” colombiano que viene… de nombre Mikael Ortega, prodigioso centrocampista a nuestro juicio y que una desgraciada lesión de rodilla ha frustrado su año de aterrizaje en la exigente Bundesliga, después de realizar un muy ilusionante Mundial sub-20 el verano del 2011.

Pues bien, ciñéndonos a Schürrle el año pasado fue el de su absoluta consagración a sus tiernos 19/20 años, liderando un triunvirato maravilloso en el Mainz junto a los descollantes Lewis Holtby (hoy en el Schalke), y al eficaz delantero húngaro Szalai –antes de su larga lesión-, y que había militado en el fútbol base del R. Madrid.

André es un media punta o 2º delantero de muy destacables cualidades técnicas en la rápida conducción en carrera que le caracteriza y adorna;  de un muy vistoso cambio de ritmo y capacidad de regate seco cuando va lanzado con el poderío que le otorgan sus 1’84; y sobretodo de una importantísima capacidad realizadora como llegador de 2ª línea, compitiendo en esta cualidad y aptitud con el mejor de los actuales llegadores alemanes: Thomas Muller –B. Múnich- (versiones germanas de grandísimos llegadores del pasado como Jari Litmanen o Luís Enrique). Su disparo cerca del área grande es potente y certero, peligroso y preciso, eficaz e intimidatorio. Y su remate de cabeza, aún no siendo su mejor virtud,  tampoco es nada desdeñable. También es digna de elogio su movilidad en ataque y su mordedura fatal al contragolpe.  Quizás no participe todavía demasiado en la construcción del juego colectivo y es ahí donde tiene entendemos mayor margen de mejora, en su lectura del fútbol asociativo. En ocasiones, al igual que su co-equipier, el maravilloso Sidney Sam, son un poquito "llaneros solitarios”, pero ello es tan sólo atribuible a pecado de juventud. Este año ha progresado en esa faceta y es más determinante globalmente. No obstante, sí tiene facilidad para el último pase o asistencia al ariete que juega por delante suyo, y tanto Kiessling como Derdiyok, pueden dar buena fe de ello en el conjunto de la “aspirina”, desde donde Schürrle provoca cefalea a los rivales. Asimismo, debe también dar un pasito adelante más en su contribución a la recuperación de balón, en la solidaridad colectiva, si bien su naturaleza futbolística es indiscutiblemente ofensiva.

 

By CL - Diciembre de 2.011