Porque amamos el fútbol
Joel Matip title
Shalcke 04
Joel Job Matip
1991
Alemania
1,93
Medio Centro

Medio Centro. Este polivalente jugador de tan sólo 20 años y nacionalidad camerunesa/alemana nos llamó precozmente la atención hace ya 2 temporadas, y debemos reconocer que por aquél entonces creímos más en él de lo que luego el tiempo ha confirmado, al menos hasta la fecha. No obstante, se trata de un jovencísimo proyecto de jugador con unas magníficas condiciones de partida sobretodo físicas y también técnicas, que a buen seguro le permitirán alcanzar notoriedad futbolística si la cabeza sigue a buen rebufo.

Tampoco le ha ayudado el hecho de que el club de Gelsenkirchen haya vivido unos convulsos y tempestuosos últimos años en los que el inquilino del banquillo era invitado al desahucio rotatorio. Matip empezó sus destacadas apariciones en el pivote defensivo del centro del campo, aunque con posterioridad también le han reubicado en significativas ocasiones (Champions inclusive) como central, posición en la que particularmente a nosotros no nos acaba de convencer. Su espigadísima figura que supera con creces el 1’90 le convierte en un “faro” en el eje del centro del campo. Tiene una poderosa zancada, aunque es algo lento en espacios cortos y en capacidad de reacción. Y probablemente ese déficit de falta de dinamismo sea el que provoque el escepticismo de algunos entrenadores más proclives a jugadores de corte “nervioso”.  Su físico le permite abarcar mucho campo y poder actuar como único pivote defensivo si es preciso. Es un jugador resistente y solidario, diestro en las coberturas a los compañeros del eje. Tiene buen desplazamiento de balón en corto y también en largo, aunque no se prodigue en demasía; sin embargo la conducción del esférico en carrera no es de momento su fuerte. Es un futbolista entusiasta y alegre al que se le nota que le gusta esto del fútbol. Y lo que parece una perogrullada no lo es tanto, porque a más de un futbolista del primer nivel le hemos escuchado decir que “esto del fútbol es una cosa que no le va mucho pero que trata de ser un buen profesional porque se gana con ello muy bien la vida…”; la verdad, nos cuesta entenderlo y omitiremos alguno de estos nombres por respeto.

Matip tiene un importante y obligado margen de mejora si quiere escalar peldaños en su carrera, pero nos parece que en la actualidad, y salvando su bisoñez, ya acumula suficiente experiencia y nivel para ser titular en el equipo del Schalke. Nos parece un medio centro de totales garantías, con cierta similitud en su físico espigado y delgado al de Sergio Busquets, si bien aún no tiene el nivel del catalán.

 

By CL - Diciembre de 2.011