Porque amamos el fútbol
Ibrahimovic title
PSG
Zlatan Ibrahimovic
1981
Suecia
1,95
Delantero Centro

Ibracadabra

Uno de los mejores delanteros del mundo. De los jugadores con más talento. Sin embargo, también uno de los futbolistas más irregulares. Zlatan es pura técnica, exquisitez. Se aleja de lo que es un 9 clásico, ya que le gusta mucho participar en el juego de combinación. No es un killer del área, sin embargo, llega por potencia y tras combinación. No usa el juego aéreo, y la verdad es que es una lástima que no lo haga. Necesita de un equipo que juegue para él. De la tradición más pura de los 9 del Ajax de Ámsterdam (Kanú, Kluivert, etc.), es un jugador que le falta algo para acabar de estar entre los top5. Seguramente su mentalidad no es lo mejor que atesora. No obstante, es una auténtica “delicatessen” cuando tiene el día.

By JB - Agosto de 2.010

 

Estrella sueca total y absoluta, ¡para lo bueno y lo malo!. Uno de los jugadores con más talento intrínseco y al mismo tiempo más controvertido y polémico de los últimos tiempos. Tiene una personalidad arrolladora y avasalladora, que por momentos resulta apabullante y sin duda ello le ha provocado su precipitada salida del FC Barcelona después de una más que buena y productiva única temporada en el club blaugrana (aunque con altibajos en su recta final). Tampoco es culpable Zlatan de que en el partido de vuelta de semifinales de Champions ante el Inter de AC MILÁN le arrancaran Samuel y Lucio varias veces la camiseta con la pasividad y el beneplácito arbitral más ignominioso. Y probablemente aquel partido cavó la tumba de su futuro blaugrana, aspectos de personalidad al margen. Zlatan es un portento físico que tiene una coordinación de movimientos inusual en un jugador tan grande, con una calidad espectacular en el control del balón y en el juego al primer toque. Domina el golpeo de balón con cualquier parte del pie como casi ningún futbolista. Remata de interior, de exterior, de puntera y hasta de ¡meñique! Adorna su fútbol, en ocasiones más efectista que efectivo, con un sinfín de lujos y adornos técnicos como taconazos y pases sin mirar entre otras lindezas. Su remate es de una violencia y fuerza imparables cuando consigue empalmar bien el balón. Y por arriba gracias a su estatura y corpulencia es difícil de contrarrestar. Aún así, nunca ha sido un especialista del juego aéreo y entendemos que ha desaprovechado parcialmente durante su carrera esa ventaja física. A veces peca de ser un jugador algo estático e inmóvil y desconcierta porque en otros momentos sí que demuestra algo más de movilidad y dinamismo y que sabe caer a las bandas para apoyar el juego colectivo y generar espacios en la zona de ataque. Es un espectáculo verle jugar sobretodo los días que está implicado, pero siempre nos genera algún recelo porque tenemos la sensación de que un futbolista de su talla y condiciones podría ser aún más decisivo y determinante si se lo propusiera permanentemente. Y es ahí donde nos atrevemos a aventurar y vaticinar que creemos que tanto Messi como C. Ronaldo por ejemplo le superan en ambición y afán de superación. Zlatan tiene unas condiciones únicas y privilegiadas de base, pero insistimos en que demasiadas veces nos de la sensación (quizás errónea) de no ser aún más decisivo porque “le gusta mirarse algo el ombligo” en plan ¡qué bueno soy!. Ha ganado muchos títulos ligueros durante muchos años y empieza a transmitir un poco la sensación de estar algo “saciado”, aunque insinuamos ello con todas las reservas. Lo que no es ningún comentario crítico, sino una demostrada obviedad de su individualismo.

 

By CL - Agosto de 2.010