Porque amamos el fútbol
Eto’o title
Chelsea
Samuel Eto’o Fils
1981
Camerún
1,80
Delantero Centro
twitter.com/samueletoo9

El león indomable

Rápido. Extremadamente rápido. Con los años ha perdido velocidad, pero continúa siendo muy rápido…. Voraz. Muy voraz. Tiene hambre de gol y de victoria. Y contagia a sus compañeros.... Físico. Muy físico. Es el primer jugador que defiende y presiona en el campo rival, cosa que agradecen sus compañeros de equipo. Y tremendamente efectivo. Marca cuando tiene que marcar. Y siempre marca el primer gol en el casillero. El importante…. Este es Samuel Eto’o. Un delantero centro, que se adapta mejor a la posición de segunda punta, sorprendiendo por detrás con sus diagonales mortales…. Le pierde un poco su tremendo carácter. Aunque otros destacan precisamente eso. Sus ansias de ganar. Es indomable. Un león. Ha sido uno de los mejores puntas de los últimos 5 años, con tendencia hoy a bajar su rendimiento, aunque conociendo a Samuel, podemos llevarnos alguna sorpresa.

By JB - Agosto de 2.010

 

Su palmarés habla por sí solo. Copas de África, 3 Champions League, ligas y copas en España e Italia, diversos trofeos individuales…”La pantera” Eto’o es uno de las delanteros más carismáticos que recordamos y al cual la historia le reservará un lugar privilegiado por derecho y merecimientos propios. Llegó a España siendo un adolescente de la mano del R. Madrid. De las categorías inferiores pasó cedido al Leganés y RCD Español, antes de recalar traspasado en el RCD Mallorca. Ya entonces eran notorias las anécdotas y vicisitudes de conducta de este excéntrico y maravilloso jugador. Su comportamiento díscolo e inconformista no siempre era bien considerado, pero creemos que ha sido esa rebeldía y esa fuerza interior junto con su ambición y capacidad infinita de trabajo las que han llevado a Eto’o a ser uno de los más grandes. Su físico fibrado, atlético, ágil y elástico de tan sólo 1’80 no es especialmente imponente, pero sí lo es la manera en que lo ha trabajado y lo ha aprovechado. Eto’o es la centella, el relámpago, la chispa y la movilidad permanente. Un jugador que cuando físicamente no ha sufrido ningún percance serio a nivel de lesiones ha disfrutado de una velocidad de ejecución supersónica que le permitía llegar siempre esa décima de segundo antes que los rivales. Hay muchas jugadas imborrables pero particularmente recordamos 2 cabalgadas suyas siendo jugador del Mallorca: una en el Santiago Bernabéu donde se fue como un rayo en slalom regateando hasta al apuntador antes de batir a Casillas (con “recadito” al Palco incluido); y otra en competición de Champions con el Mallorca, en campo del Schalke 04, donde “destrozó” literalmente en un contragolpe toda la media y defensa alemanas antes de dar el gol en bandeja a Albert Luque. Aquella carta de presentación identificaba a un delantero monumental y mayestático, majestuoso. Su lucha, sacrificio, garra, casta, inconformismo, le convertían en un “9” distinto. Podías encontrar en el mercado a alguien más preciso y técnico que Samuel, sin duda, pero en conjunto no podía encontrar a nadie que sumara más que él. Eto’o, globalmente, te daba más que cualquier otro “9”. No es habitual dentro de la tradición de delanteros centros encontrar a alguien con esa espartana capacidad de lucha de este inolvidable camerunés. Futbolísticamente es puro instinto e intuición; es la pegada con ambas piernas sin pensarlo 2 veces, el remate a la carrera, el desmarque directo y veloz, el juego profundo, eléctrico y penetrante, la movilidad constante para exasperación y crispación de los defensas, la asistencia al compañero, pero sobretodo el egoísmo bien entendido y voraz del “9” goleador. Su capacidad al contragolpe es mortífera, pero demostró en un equipo de juego estático tan abrumador como el FC Barcelona, que ahí también ha sabido ser decisivo. HISTÓRICO jugador, con un magnífico presente todavía. ¡Te adoramos Samuel!.

 

By CL - Agosto de 2.010