Porque amamos el fútbol
Sahin title
Borussia Dortmund
Nuri Kazim Sahin
1988
Alemania occidental
1,80
Medio Centro
twitter.com/nnnurisahinnn

Magnífico y brillante medio centro (o doble pivote más adelantado) de origen turco-alemán. Futbolista zurdo joven de gran presente y magnífico porvenir por sus descollantes condiciones técnicas y porque se intuye a la legua que tiene la cabeza bastante bien amueblada (sí señores, esos detalles a veces también se perciben y/o detectan partiendo del mero estudio y observación de las personas aunque qué duda cabe que su conocimiento en profundidad acaba dando y quitando razones…). Sahin es un tipo LISTO con mayúsculas y eso extrapolado a su universo futbolístico es sinónimo de fertilidad, de imaginación y fantasía, de capacidad resolutiva y creatividad. En definitiva un caudal futbolístico que nos ha brindado un esplendoroso año en el Borussia Dortmund (gracias Jürgen Klopp por permitirnos disfrutar del mejor juego colectivo en el mundo junto con el del Barça). En el equipo alemán no destacaba ningún futbolista por encima de la media, si bien hay que constatar que tanto Lucas Barrios como Mario Gotze y el japonés Kagawa, junto a Nuri Sahin, aportaban cierto factor diferencial en una maquinaria perfectamente estructurada, engrasada y armonizada. Sahin tiene sobretodo personalidad futbolística y una gran visión de juego, distribuye en corto y largo con maestría y garantiza el control del esférico pese a no ser ni alto ni especialmente corpulento (… ¿recuerdan a Xavi?...). Además, puntualmente es capaz de incorporarse al ataque en conducción sorteando obstáculos, y por su condición de zurdo y semejanza atlético/morfológica también nos recuerda a Jack Wilshere.  Su prestidigitadora pierna zurda es letal a balón parado, ya sea enroscando centros en franquicia para sus “cabeceadores”, o bien ejecutando el golpe libre directo y limpiando las estalactitas de las escuadras. A todo ello añada una destacable capacidad de lucha y resistencia física pese a no responder al perfil de un medio centro recuperador ni destructor. Compromiso y responsabilidad son también verbos que sabe conjugar. Por su juventud y dado que su precio “sólo” ha sido de 10 millones de Euros en un mercado híper inflacionado, su fichaje es todo un acierto le pese a quien le pese (Cesc 40???). Lo que falta ver es como casa su juego en la Casa Blanca y si Mourinho tendrá el atrevimiento de juntar a Xabi Alonso con Ozil y Sahin…en ese caso, a ver quién les quita el balón. Con ese triunvirato pueden por fin competir con el sin par juego barcelonista de control, posesión, asociación y creación de juego.

 

By CL- Julio de 2.011