Porque amamos el fútbol
Defoe title
Tottenham Hotspur
Jermain Colin Defoe
1982
Inglaterra
1,70
Segunda punta

Pequeño gran delantero inglés, liviano de cuerpo y enorme en talento. Esperemos que el día que decida retirarse del fútbol activo nos explique en sus memorias el secreto de su éxito: ¿cómo ha conseguido sobrevivir con tan rutilante éxito un delantero de sus dimensiones y frágil cuerpo en selvas de defensas tan corajudos y fornidos como las de la Premier League? El Tottenham cometió la inexplicable aberración de subestimarle e infravalorarle hace un par de años y lo malvendió al Portsmouth para posteriormente reconocer implícita y tácitamente su error y recomprarlo de nuevo por una onerosa cifra. Y el que tenga alguna duda o reticencia acerca de la validez de Jermain que consulte simplemente sus cifras y promedios goleadores. En los últimos tiempos ha desfilado un ramillete interminable de ínclitos y carísimos delanteros por el césped de “White Harte Lane” y ninguno ha demostrado ser más decisivo y rentable que el pequeño y carismático Defoe. Sólo el Robbie Keane de hace unas 3 temporadas pudo exhibir unos registros y eficacia comparables, pero el actual Robbie no resiste la comparación porque ya se encuentra en un indisimulable declive futbolístico aunque ocasionalmente haga todavía alguna muestra agónica de su incontestable poderío pasado. Estamos ansiosos por ver recuperado a Jermain de su grave lesión y comprobar si mantiene el óptimo nivel de prestaciones con el que acabó la pasada temporada e inició la presente. El éxito presente del Tottenham pasa nuevamente por sus botas, aunque haya armado una plantilla espectacular atrás y en el mediocampo (Huddlestone, Palacios, Jenas, Bale, Modric, etc).  Defoe es un listísimo 2º punta que sabe aprovechar como nadie los espacios y atenciones que es capaz de concentrar un “9” tipo de referencia. Al lado de Crouch o Pavlychenko, al estilo de “Abbot y Costello”, Jermaine es el pequeñín más listo que el hambre, astuto como nadie para explotar y exprimir esa “libertad vigilada” en la que se mueve un 2º delantero. Es muy ágil y veloz, y es capaz de armar el remate de una manera natural y rápida, que no da margen de reacción al defensa. Sabe que su supervivencia en entornos tan hostiles para su morfología depende de la velocidad con la que se aplique y ejecute sus maniobras. Y Defoe es sin duda alguna un “pistolero” rápido, un goleador contrastado. Obviamente no tiene juego aéreo, pero sí dispone de un chut seco y colocado con ambas piernas, aunque sea preferentemente diestro. Y sobretodo es más listo y rápido que los rivales para ganarles esa décima que separa la gloria del fracaso.

 

By CL - Agosto de 2.010