Porque amamos el fútbol
Salva Sevilla title
RCD Español
Salvador Sevilla López
1984
España
1,79
Medio Centro
twitter.com/#!/salvasevilla14

Una de nuestras debilidades, este centrocampista sevillano formado en la cantera del Sevilla y que pasó exitosamente por las filas del Salamanca, donde en su última temporada cuajó un buen registro goleador, tratándose de un centrocampista organizador. Se trata de un medio brillante, lúcido, sereno y tranquilo; un jugador con método, estilo y clase en el terreno de juego. Alguien capaz de darle al juego pausa, orden y criterio; muy parecido en sus características (salvando las distancias) a Xavi Hernández, por esa inteligencia y jerarquía que destila su juego, así como por los rasgos susodichos. Es un referente y un faro en el mediocampo del conjunto bético. No hay que olvidar que el Betis ha sido probablemente el equipo que en más apuros puso al conjunto de Pep Guardiola en ambos partidos de la Copa del Rey (así como Shakthar D. y Madrid en los partidos de Champions del Camp Nou). Y en estos partidos Salva Sevilla se explayó en toda su expresión. Manifestó lo grandísimo futbolista que es. En todo caso, su fútbol también tiene en ocasiones un punto displicente, que no indolente. Y quizás ese dejarse llevar o disiparse en ocasiones es lo que le ha impedido llegar a cotas más altas, porque de clase va sobrado!!. (y también cierta miopía de las secretarías técnicas supuestamente punteras como pasó con Borja Valero hasta hace relativamente poco;  en el caso de Borja su nombre empezó a sonar luego de su última temporada en el Mallorca?? –sic-,  cuando en la penúltima ya había demostrado un nivel “salvaje” y de selección absoluta)…………. Salva Sevilla es uno de esos elegidos centrocampistas que saben manejar el tempo del partido y capaces jugar a diferentes velocidades. Dotado de un cerebro futbolístico privilegiado, puede que adormezca el esférico e hipnotice al rival tocando repetidas veces en corto y horizontal, y de repente y de manera súbita se saca de la chistera un lanzamiento profundo y vertical a la espalda de los centrales para que el delantero se beneficie encarando solo y en franquicia. Tiene una visión de juego perspicaz, un ordenador de a bordo (GPS) halógeno en zonas donde otros medios sólo vislumbran sombras. Un superdotado técnicamente, especialista a balón parado, ya sea centrando el balón o en golpes francos directos a puerta. Con todo el cariño y admiración, creemos que es un digno heredero del legendario Francisco (que jugó en Sevilla y Español) y al igual que aquél, tiene clase a raudales, pero también un puntito de “caña y tapa” en su fútbol. Es decir, y para evitar malentendidos, un brote de fútbol vistoso y alegre, atrevido, plástico y estético; de “torero” y fútbol hecho arte, pero precisamente por eso, en ocasiones carece del rigor y/o sentido más táctico y estricto que demandan hoy planteamientos casi castrenses. Defensivamente es un futbolista implicado y disciplinado, pero no se trata de un todoterreno “rompefútbol” para entendernos…. Si a un entrenador no le gustan los medio centros creativos y sólo prefiere futbolistas en esa posición de rompe y rasga, definitivamente Salva Sevilla no es su hombre.

 

By CL - Junio de 2.011