Porque amamos el fútbol
Kaká title
AC Milán
Ricardo Izekson Dos Santos Leite
1982
Brasil
1,86
Media punta
twitter.com/KAKA

Mister elegancia

Aun viendo al peor Kaká de los últimos años, irradia una elegancia en la conducción del balón que denota aquello que fue hace un par de años, uno de los 5 mejores futbolistas del mundo. Se trata de un media punta que apoya a todos sus compañeros en todas las partes del campo. Tiene chut. Tiene llegada al área. Asiste con facilidad. Regatea. Ha perdido su cambio de ritmo que tanto le caracterizo. Seguramente su problema viene motivado por su mal estado físico. En cualquier caso, la clase y la elegancia no la perderá nunca jugando. Hasta cuando se equivoca es elegante, como diría Valdano.

By JB - Agosto de 2.010

 

Algunos parecen querer enterrarlo antes de hora y olvidar su indeleble pasado. Ciertamente que su último curso en Italia y especialmente su año pasado en el R. Madrid fueron algo irregulares (aunque ambos trufados de muestras y destellos de su infinita clase)  y su reciente lesión dibuja una nebulosa de incertidumbre en cuanto al nivel que pueda ser capaz de ofrecer en un futuro a corto plazo. Pero nosotros no tenemos dudas de que si Kaká se recupera bien físicamente y vuelve a encontrar un “ecosistema futbolístico” donde renovar su autoestima y explotar sus condiciones, estamos en presencia del mejor centrocampista ofensivo del fútbol reciente desde la retirada de Zinedine Zidane. Por presencia, incidencia en el juego, palmarés, recursos, categoría, talento, fantasía, creatividad y desequilibrio. En las últimas temporadas no recordamos a otro centrocampista de su planta (1’86) capaz de ejecutar su fantástico fútbol a la velocidad de movimientos y maniobra de la que era capaz Kaká. Y con su contundencia incontestable. Gran zancada y velocidad para sortear rivales y llegar a la frontal del área desde donde los ejecutaba con un certero disparo o con una letal asistencia bien al delantero que seguía la jugada, bien al delantero desmarcado en profundidad. No había otro centrocampista tan decisivo, con esa incomparable llegada desde 2ª línea y con esa depurada técnica de control, regate y disparo, facturados a una velocidad imposible para otros jugadores sin descontrolarse. Letal en la conducción de contragolpes acabados por él mismo o por un compañero, y asimismo decisivo en ataque estático por las muchas posibilidades de disparo y desborde que Kaká ofrece jugando como “10” o enlace con los puntas. En su mejor versión un tesoro único campeón de ligas, campeón de Champions y finalista, así como campeón también con Brasil. Irrepetible jugador!.

 

By CL - Agosto de 2.010