Porque amamos el fútbol
Marko Marin title
Sevilla
Marko Marin
1989
Bosnia y Herzegovina
1,70
Interior izquierdo

Grandísimo acierto su contratación por el equipo de Thomas Schaaf hace 2 temporadas, procedente del Borussia Monchedgladbach. Se trata de un interior//extremo bajito, escurridizo, eléctrico y hábil y que nos trae a la memoria por su similitud física y técnica el recuerdo del imborrable Pierre Litbarski. Marko Marin fue uno de los destacados de Alemania en el pasado Europeo sub-21 de Suecia (2.009). Es un futbolista muy joven y en plena fase de progresión y crecimiento sin duda alguna. El Marin de hoy está mucho más hecho y maduro que el de hace una temporada, y lo mejor es que sigue creciendo como futbolista a pasos agigantados. Con su menudo cuerpo aunque muscularmente fuerte, se ha hecho un hueco en una liga tan fornida y fuerte como la alemana. Es un futbolista listo, astuto, “ratonil”, con un gran talento para el regate y una visión muy directa y vertical del juego. Marko es un futbolista de los que tiene entre ceja y ceja hacer “daño” al rival. Sus jugadas no son inocuas sino que están llenas de descaro, atrevimiento y por ende riesgo, así que en ocasiones puede perder balones, pero él es de lo que viven plenamente mentalizados, siguiendo la máxima de que “quien no arriesga no gana”. Marko ofrece soluciones a su equipo y a su entrenador que no se explican en ninguna pizarra; él se sale del guión para construir sendas alternativas al gol. Futbolista genial e imprevisible. Su propia figura menuda le imposibilita para el juego aéreo y tampoco tiene una gran potencia de chut, pero a pesar de ello el gol va incorporado en su ADN. Defensivamente está claro que no tiene la fuerza de otros interiores mucho más preparados para destruir que construir, pero ello no significa que sea un futbolista pasivo o que se inhibe. En la medida de sus posibilidades, fuerza y resistencia también colabora con el trabajo táctico del equipo.

 

By CL - Agosto de 2.010