Porque amamos el fútbol
Lahm title
Bayern de Munich
Philipp Lahm
1983
Alemania
1,70
Lateral Derecho

El último emperador

 

Lahm es un "puto" jugón catedralicio. Un JUGADOR DE FUTBOL sobrado, dotado de una SUPREMA INTELIGENCIA.

La última genialidad de Pep Guardiola, el redescubrimiento de un lateral venido ahora a medio centro, que controla a la perfección el timming de los partidos.

Uno de los jugadores más inteligentes que conozco. Ingeniería alemana a prueva de bomba. Máxima fiabilidad. Nunca le vi a Lahm un partido malo. Nunca. Jamás!!

Jugador que lleva retrovisor incorporado en todo su cuerpo.

El otro secreto del Bayern.

El Maldini alemán.

 

By JB - Enero de 2.014


 

 

Es posible que Philipp Lahm sea el lateral más dual del mercado. Su facilidad ambidiestra le da una disponibilidad para jugar a igual nivel de rendimiento en ambas bandas. El más parecido a él en esa sin par virtud es quizás Adriano, ex-Sevilla y actual F. C. Barcelona. Este grandísimo jugador lleva años siendo titular en el Bayern de Munich y en la selección alemana. Todavía es un futbolista joven aunque al mismo tiempo veterano, y es sinónimo de madurez, saber hacer, eficacia y regularidad. Su perfil bajito llama la atención en una defensa tradicionalmente “grande” como la alemana, pero cuando le ves jugar al lado de torres como Metzelder, Mertesacker…compruebas como su figura no cesa de agrandarse. Lo más llamativo de Lahm sigue siendo su despliegue ofensivo desde cualquiera de las 2 bandas y aunque es preferentemente diestro, su solvente juego con ambas piernas le permite siempre encarar al rival escondiendo hasta el último momento si su salida va a ser hacia la izquierda o hacia la derecha. Precisamente, es esa décima de segundo la que le permite salir airoso ante rivales de talla y físico muy superior. Lahm te amaga hasta el último instante su elección y cuando quieres reaccionar, el balón ya no lo tiene él sino un compañero a punto de concretar un serio peligro. Muy dinámico y escurridizo como una anguila y con sobrada confianza en su juego, insistimos en que es un verdadero incordio para el rival cuando se desdobla en ataque y provoca superioridad junto con el interior de su banda y el delantero que cae a ese lado. En defensa, por el contrario, dado su especial y frágil físico no es capaz de salir airoso del contacto cuerpo a cuerpo y ello lo suple con su aguda inteligencia. No obstante, el rival de turno debería de saber que si le encara tiene que buscarle necesariamente en contacto preferentemente.

 

By CL - Agosto de 2.010