Porque amamos el fútbol
Wijnaldum title
PSV
Georginio Wijnaldum
1990
Países Bajos
1,73
Media punta
twitter.com/#!/gwijnaldum

Fantástico futbolista ya sea como 2º punta, o bien jugando como interior ofensivo en cualquiera de las 2 bandas. La irrupción de Ryo Michaidi con continuidad (cedido por el Arsenal) en la zona izquierda del ataque del Feyenoord le ha desplazado a zonas más centrales y de ello se ha beneficiado su rédito goleador de esta temporada, que está superando con creces el de pasadas temporadas. Con tan sólo 20 años se trata de otra perla del Feyenoord (aunque saliera de la cantera de los vecinos del Sparta) y tiene todo el futuro del mundo por delante. Es un futbolista alto, grácil, elástico y flexible. Con una magnífica zancada y solvente conducción con su pierna diestra, merced a su buena técnica. Le gusta abarcar todo el frente de ataque y aparecer por sorpresa como llegador desde 2ª línea, donde este año se está demostrando además ser un destacado cabeceador. Gran desborde y magnífica visión de juego. Su variedad de regate y salida hacia ambos perfiles le hace más impredecible para los defensas que otros futbolistas más unidireccionales. En ocasiones su físico algo alto puede parecer algo desgarbado, pero nada más lejos de la realidad, pues tiene una fiable conducción de balón, desborde y regate. Físicamente es un futbolista muy resistente; a pesar de su llamativa delgadez es un jugador fibrado y potente, con gran cambio de ritmo. Capaz de pararse y dormir el juego como si estuviese anestesiado y arrancar súbitamente de repente dejando al rival atrás. Creemos que tiene que seguir creciendo con toda la confianza y continuidad en el equipo de Rótterdam, pero que los “grandes hambrientos” se lancen ya a por él puede frenar su progresión. Está a puntito pero le falta sólo un puntito más de cocción (…¿otro año más en Holanda quizás?...para convertirse en un futbolista brillante con el proceso de formación acabado). Decimos esto porque el muy buen delantero centro del Feyenoord, Luc Castaignos, ya ha fichado por el Ínter de Milán y creemos que siendo un maravilloso futbolista aún está un pelín “verde” para un fútbol tan exigente, competitivo y forzudo como el italiano. Su dureza y marcas estrechas no le van a permitir descollar nada más llegar el primer año, ni aunque sea en un grande.

 

By CL - Mayo de 2.011