Porque amamos el fútbol
Xavi title
FC Barcelona
Xavier Hernández Creus
1980
España
1,70
Interior derecho
twitter.com/xavihernandezg

The quarterback

 

Xavi es el asistente sigiloso. El mejor quarterback del mundo. Un jugador muy regular, que ejerce de entrenador dentro del campo. Son contadas las ocasiones en las que pierde el balón, su mejor amigo. Característico es el giro sobre si mismo, un movimiento que Xavi debería patentar, que contacte con un abogado!!….. Nadie gira sobre si mismo como Xavi. Es un jugador además muy cerebral e inteligente. No nos extrañaría que algún día llegue a ser entrenador. Con el tiempo ha ido mejorando los chutes de falta directa, con lo que se puede decir que hoy en día es un especialista. Defensivamente, cumple y da mucha consistencia al equipo. En cuanto a posición en el campo, puede jugar como pivote o interior. La única duda que genera Xavi es qué sería de él sin tener a su lado jugadores como Ronaldinho, Deco, o Iniesta. Lo decimos porque abusa demasiado de la posición, y se olvida del recurso del regate. Quizás porque no lo necesita. Siempre mejor valorado por los especialistas que por los aficionados.

By JB - Agosto de 2.010

 

 

Futbolista cerebral y analista donde les haya, probablemente y por condiciones técnicas podría haber llegado a ser más desequilibrante individualmente si se lo hubiese propuesto, pero siempre ha optado por ser el paladín y portaestandarte del fútbol controlado, encauzado, bien diseccionado, seleccionado y analizado. A pesar de reconocerle su directa incidencia en los triunfos del “FC Barcelona” y la selección (¡ojo! no hay que olvidar que rodeado en ambos casos siempre de talentos más desequilibrantes…), Xavi nos deja partidos en los que imparte magisterio de conducción, análisis, autocontrol, sabiduría, templanza, sutileza, buen criterio en la selección de pase, calidad en la distribución, y magnífica visión de juego y captación de los desmarques. Pero también hay otro Xavi que cuando no está rodeado del talento adecuado (por ejemplo, y a los hechos nos remitimos, en el lustro desolador del “FC Barcelona” no hace tanto tiempo…), su fútbol se vuelve algo predecible e inocuo, sin el punto incisivo para desarmar un buen entramado defensivo ni la capacidad personal para resolver por sí mismo. En todo caso, siempre serán inolvidables sus extraordinarias cualidades para conducir el balón y esconderlo siempre con la cabeza erguida y oteando todo el panorama a su alrededor. En ocasiones parece que estamos en presencia de un futbolista con un ordenador interior en el que tiene instalado un programa único en el firmamento fútbol de dirección de partidos. Un verdadero canalizador y distribuidor, un director de orquesta, un reggista. Si hubiese tenido algo más de sprint (tratándose de un futbolista bajito) y velocidad en carrera, así como de llegada y gol, estaríamos hablando de un futbolista tipo Zidane, de verdadera leyenda. Pero dentro de sus limitaciones, Xavi es un lujo para cualquier equipo grande, que luce todas sus virtudes cuanto mejores son los compañeros que le envuelven. Entonces su figura se acrecenta y es capaz de su inyectarles y suministrarles todas esas líneas de pase para que aquellos marquen en última instancia las diferencias cara a gol. Cesc decía de Alexander Hleb cuando estaban en el Arsenal, que el bielorruso sería el mejor jugador del mundo si al fútbol se jugase sin porterías… Pues bien, Xavi también sería el número uno indiscutible si el fútbol sólo fuese un juego de control. Un cerebro privilegiado.

 

By CL - Agosto de 2.010