Porque amamos el fútbol
Dybala - NUEVO EN LISTA No flag!
Palermo
Paulo Bruno Dybala
1993
Argentina
1,77
Segunda punta
https://twitter.com/paudybala_jr

“El diablo de Tasmania” o el ratoncito Pérez enfundado en un traje de delantero hábil, pícaro, listo y ardillesco y además con capacidad goleadora.  Un talento “fantasista”, tanto delantero centro como “falso” nueve, o segundo delantero como nosotros le ubicamos.

En su día os descubrimos al “mudo” Franco Vázquez cuando jugaba en Belgrano, en la 2ª división de Argentina y se marcó un “play-Off” de ascenso monumental frente a Ríver Plate. Aunque su paso por el Rayo Vallecano fue irregular, en la actualidad se está saliendo en el Palermo conformando el dueto atacante junto al “peque” Dybala y ambos delanteros ya están siendo objeto de deseo y cortejo por equipos de relieve y entidad superior. Se compenetran perfectamente arriba y diríamos que se “hacen mejores” el uno al otro.

Dybala es listo como pocos, con esa pillería callejera y de barrio con la que se nace (no se hace) y después las calles y campos de tierra acaban de pulir. Es un futbolista que saca el máximo provecho de sus condiciones, que exprime todo su potencial al máximo, dado que ni es el más alto, ni el más veloz (no es ninguna “bala” Paulo aunque sí rapidísimo), ni el más fuerte. Pero sí tiene un ingenio descomunal y un don para jugar al fútbol.

Es un futbolista singular y “especial” que no sobresale por nada en particular y por todo a la vez pues rezuma clase y “sabiduría” en su despliegue por la cancha.

 

Perspicaz y agudo, sagaz y osado, desequilibrante por momentos, técnico como pocos, domina el espacio-tiempo, se desmarca con astucia, juega bien a la contra y en ataque estático y sabe ocupar los distintos espacios sabiendo elegir de una manera innata el momento adecuado. No te enamora quizás a la primera (salvo que sólo te dediques a mirar sus goles por internet!!) pero si te detienes en verle en acción durante varios partidos compruebas que es un fenomenal futbolista que sólo tiene el hándicap de cierta “endeblez” física en un fútbol cada día más rocoso y aguerrido.  ¡Vamos! , que teniendo en cuenta esas limitaciones físicas se nos ocurren un montón de entrenadores que desaconsejarían una fuerte inversión por él, y como están en la mente de muchos pues no citaremos aquí nombres. Para gustos los colores…

 

Tiene habilidad y calidad regateadora y un disparo con la zurda muy variado y versátil, de empeine, de rosca, angulado, colocado, con potencia, etc. y tampoco define nada mal con la pierna derecha aunque dista mucho su nivel con ella.  Y es un incordio y peligro o amenaza constante en muchas de sus apariciones en el juego. Por si fuese poco su inteligencia y agudeza mental le confiere un plus como jugador asociativo y que sabe combinar con acierto.

Un “jugón”, una delicatesen de futbolista para degustar con fruición.

 

By CL