Porque amamos el fútbol
Rüdiger - NUEVO EN LISTA title
Stuttgart
Antonio Rüdiger
1993
Alemania
1,90
Central marcador
https://twitter.com/ar____24

Defensa central alemán (aunque de madre africana) de grandes condiciones naturales físico-atléticas y de un brillante porvenir.

Ha sido internacional en distintas categorías inferiores de la selección alemana y a sus 21 años cumple su segunda temporada como central casi indiscutible de la zaga de un remozado Stuttgart que no está viviendo en líneas generales sus mejores tiempos, pues ha pasado de jugar la Champions League hace 4/5 años con Khedira al frente y ante el Barça de Ibrahimovic…a flirtear con el descenso en estos 2 últimos años, habiendo cambiado y renovado a casi la totalidad del once inicial de aquella imborrable temporada para sus aficionados.

Del plantel actual sabéis hace mucho tiempo que destacamos al austriaco Harnik como su más sólido, fiable  y constante valor, por encima de otros más irregulares o ya venidos a menos como el goleador Ibisevic. En la búsqueda de ese nuevo “anto grial” balompédico que vuelva a encaramarles en las posiciones que antaño disfrutó, el Stuttgart actual tiene una larga trayectoria por delante ante la falta de buenos mimbres inmediatos, pero sí disfruta en la persona del joven central Antonio Rüdiger de uno de sus más cotizados y prometedores activos.

A pesar de su juventud ya acumula bastante experiencia y oficio pues justamente este descenso en el nivel de exigencia del Stuttgart ha posibilitado dar oportunidades a algunos jóvenes y entre ellos a este central de raza negra.

Su 1’90 viene acompañado de una reseñable fuerza aunque es más fibrado y fibroso que corpulento. Ataca el corte con valentía y determinación y sin hacer “prisioneros”; no es violento pero sí decidido, fuerte y valiente.

Puede actuar indistintamente como central de cualquier lateralidad, si bien su óptimo perfil es el diestro.

Todavía tiene visibles lagunas en la salida del balón (como también vislumbrábamos en su compañero de generación, el francés Kurt Zouma) y es un aspecto mejorable de su juego para que acabe convirtiéndose en objeto de deseo de grandes clubes, los cuales nos consta que ya le tienen echado el ojo y andan siguiéndole, sobretodo desde que el curso pasado jugase con regularidad y se hiciese con la titularidad.

Es un defensa por naturaleza, con conceptos defensivos muy afianzados y arraigados en su ADN futbolístico. Es decir, que igual que Marc Bartra sí podría ser un perfecto mediocentro si algún entrenador se atreviese…Rüdiger es central “puro y duro”.

Agresivo y eficaz, sobrio y bastante seguro, aunque con algún que otro despiste aún de concentración y colocación. Está madurando como jugador pero aún no le vemos hecho del todo. Pinta como gran central dentro de 2-3 años pero a diferencia de otros futbolistas, a Rüdiger le vemos una “cocción” más lenta y gradual. Va mejorando sin prisa pero sin pausa.

Llamativa resulta también su peligrosidad y aportación en el juego aéreo ofensivo y en las jugadas a balón parado ofensivas, así como su contundencia en el juego aéreo defensivo…sin titubeos.

En resumidas cuentas, un central que debería estar en las agendas de cualquier secretaría técnica que se precie y no desde este año precisamente.

 

By CL - Noviembre de 2.014