Porque amamos el fútbol
Munir - NUEVO EN LISTA title
FC Barcelona
Munir El Haddadi Mohamed
1995
España
1,77
Delantero Centro
https://twitter.com/Munirhaddadi

Fantástica captación de los ojeadores del Barça en la zona de Madrid y de algún responsable del fútbol base que creemos ya no está en el club. Los años recientes demuestran que el FC Barcelona ha estado mucho más certero en la selección de jóvenes jugadores y fútbol base producto de la perspicacia e instinto de sus captadores y ojeadores, que no en la dirección deportiva de alta esfera en los últimos lustros. Y no sacaremos aquí los consabidos nombres sonrojantes de algunos futbolistas contratados a bombo y platillo como de “élite”????...y que provocaban el aturdimiento (eufemísticamente hablando)  de otras secretarías técnicas rivales…

 

En cualquier caso, por fortuna para los barcelonistas, sí es demostrable que el club ha seguido una línea acertada reclutando jugadores para el fútbol base aunque lastimosamente luego haya perdido a un sinfín de ellos sin ver prácticamente un duro…o cifras paupérrimas y pírricas de traspaso (¿?)… y no sabiendo distinguir muchas veces el grano (Icardi, Canós, Toral, Bellerín…) de la paja, que también ha habido y hay mucho jugador “vulgarcito”.  Y fruto una vez más de esa exitosa selección ha sido la irrupción de este brutal jugador en ciernes que es Munir el Haddadi. Por muy enfermo y fútbol adicto que me considere, uno no tuvo oportunidad de verle en su prolífico último año de cadete goleando en el “Rayo Majadahonda” a diestro y siniestro, pero los que me conocen de cerca saben que desde que le viera jugar por vez primera en el Juvenil B del Barça en su “irregular” primer año de adaptación al club culé, ya dije a mis allegados que el Barça por fin había encontrado –salvando las distancias- a su “Raúl”. Se trataba de un jugador DISTINTO, en positivo. Porque el maravilloso Raúl, futbolista formado en el At. Madrid y luego beneficiado por el Real Madrid en un gravísimo error del entonces presidente Jesús Gil; decimos, Raúl ha sido uno de los más grandes talentos que ha dado el fútbol europeo en los últimos 25 años. Un jugador que aunque técnicamente no fuera un sobresaliente en casi nada, en cambio sí era un notable alto en todo y aunaba una serie de características que le hacían en LETAL, léase:  competitividad, garra, gol, carácter, espíritu de superación y lucha indesmallable, inconformismo, instinto, velocidad de reacción, combatividad, liderazgo, y podríamos seguir “ad infinitum”. Raúl era la ¡leche! fueses o no simpatizante madridista, te tenías que rendir a la evidencia. Pues bien, si realizo esta introducción recordando al “7” madridista es porque lo más parecido a él que he vuelto a ver en un campo de fútbol base   –por características físico-técnicos y tipología de jugador, por arquetipo y patrón-   es este chaval casado con el gol, madrileño de nacimiento y de ascendencia magrebí.

 

Sí señor, lo saben algunos allegados que el primer día que vi jugar a Munir en el Juvenil B  dije que era un escogido. Y esos fogonazos te ocurren pocas veces. Y cuando antes de su eclosión definitiva a  mitad de temporada pasada (con  Champions Youth League incluida) uno leía que el Barça parecía que no ponía toda la carne en el asador en su renovación  –en un primer momento-  la verdad es que ello le provocaba a uno vergüenza ajena. Si a mediados del año pasado alguien albergaba aún algún atisbo de duda de que este mocetón es un jugador DIFERENTE, “doncs que plegui, tú”, que coja los bártulos por dignidad profesional y se pegue el piro!...Lo que hay que ver, leer y escuchar…

 

MUNIR la va a romper porque tiene todos los epítetos que hemos dicho antes de Raúl y comparte su condición de jugador zurdo y estatura cerca del 1’80. Y si Raúl definitivamente, gracias a Jorge Valdano, irrumpió precozmente a los 17/18 años en primera división rompiendo la puerta del éxito con una estentorea patada, pues a sus 18/19 años Munir está ya preparado para ir apareciendo con asiduidad por la primera plantilla blaugrana. Munir es gol y talento, trabajo y sacrificio, humildad y solidaridad en el terreno, inteligencia, velocidad y desmarque, imprevisibilidad y gotitas de genialidad. Un jugador con una movilidad y dinamismo eléctricos que aparece y desaparece por todo el frente de ataque y que tiene un remate al primer toque de elevadísimo nivel, como tenían el propio Raúl González Blanco, Gerd Müller, o el mejor especialista del remate al primer toque que haya visto uno nunca, Hugo Sánchez. Tiene una ética de trabajo intachable, nunca protesta airadamente, si le dan se levanta y se repone, pero eso sí se vengará en forma de gol tirándose a degüello del marco contrario.

 

Munir es un goleador de altos vuelos, un delantero de muchos quilates que gracias a la humildad que también caracterizó la trayectoria de Raúl González blanco, llegará donde se proponga … o casi. Insisto en los paralelismos entre ambas trayectorias porque me parece pueden llegar a ser carreras muy identitarias, al menos en los aspectos de partida.  Un ganador que además va a tener la suerte de que apueste por él un tipo listo y despierto como Luís Enrique, además de demostrada capacidad como entrenador hasta la fecha, tanto en el Barça B como en el Celta, pues en la Roma entendemos que no le dejaron completar su tarea.

Munir va para grande y en un grande!!. Y no es ningún calentón de verano.

 

Por cierto, ¿os acordáis de que en su debut en el primer equipo madridista en la Romareda Raúl González Blanco marró dos uno-uno con el meta Cedrún y en cambio a la semana siguiente se resarció y rehabilitó frente al atlético de Madrid  con un valiente Valdano manteniéndolo a pesar de las críticas?...pues bien, otro paralelismo, Munir falló también en el amistoso frente al Nápoles dos jugados de uno contra uno frente al portero napolitano (que no suele marrarlas en el juvenil y filial) y en cambio al partido siguiente en Finlandia y también en el Gamper de ayer tiene una participación demoledora y decisiva. Pues eso, habemus brutalis!! Futbolista.

 

By CL – Agosto de 2.014