Porque amamos el fútbol
Chiricheș title
Tottenham H.
Vlad Iulian Chiricheș
1989
Rumanía
1,83
Central marcador

Fenomenal central y gran acierto de “scouting” de la secretaría técnica de los “Spurs” que este año se han gastado y “reventado a espuertas” los 100 millones ingresados por la venta de Gareth Bale, no siempre con acierto.

Este notabilísimo central puede desempeñarse como derecho e izquierdo indistintamente aunque su lateralidad de pie sea la diestra.

 

Podríamos llamarle algo así como “el Miranda rumano” porque además de asemejarse en estatura al atlético (1’84-1’85 aprox.) reúne muchos de los rasgos ya glosados en la ficha de aquél central brasileño y especialmente el RENDIMIENTO y la REGULARIDAD.

 

Jugador de eficacia contrastada, siempre ofreciendo un notable alto en sus prestaciones. Concentrado, disciplinado, profesional, atento, solidario, rápido, intuitivo y anticipativo. Aunque poco mediático, se trata de un central como la copa de un pino y que al no ser excesivamente alto añade gotas de velocidad a su posición (como mi admirado galés Williams del Swansea, al que ya os promocionamos hace 3 años…o el Kolo Touré de hace ya unas temporadas en el Arsenal, no su decreciente versión actual…). No es tan frecuente encontrar centrales rápidos de reacción hoy día y sobretodo a partir de cierta estatura y desde luego son frutas muy apetecibles sobretodo por los grandes clubes que acostumbran a jugar con defensa adelantada (salvo aquellos que a pesar de conducir un “crucero” tienen una deformación “amarrategui” sistemática). Chiriches sin ser tampoco demasiado alto para los tiempos modernos (donde abunda el central de 1’90, como uno entiende que debe ser…siempre que tenga calidad, es decir, el prototipo perfecto sería un Varanne o un Laporte…), reúne un amplio compendio de virtudes defensivas que le convierten en un jugador apetecible para cualquier club y que recupera aquella estirpe de defensores rumanos de rango y jerarquía que entre otros encarnaban Miograd Belodedic y Gica Popescu. Es un joven y perfecto exponente de la mejor escuela rumana. Eficaz en la marca y defendiendo su zona, y apto con el balón en los pies. No se trata de ningún “Beckenbauer” of course, pero tampoco se aturulla con la pelota cuando el otro central (habitualmente Dawson) se la da para que inicie el juego. Es capaz de hacerlo aseadamente dando un primer pase de construcción aséptico y preciso o iniciar él mismo una incorporación con el balón controlado hasta la línea de medios rivales y entonces dar el balón a un compañero cuando le encima la presión contraria.

Tiene todos los conceptos defensivos clarísimos (basculaciones y coberturas, ayudas, dos contra uno, sentido anticipativo, lectura de las intenciones rivales gracias a su instinto). También es muy correcto en el juego aéreo defensivo si bien en los balones parados de ataque no realiza una aportación sustancial y/o frecuente.

En suma, este mocetón nos parece un prodigio de seguridad y sobriedad, de eficacia reiteramos.

Felicidades a los de Londres por su sagaz contratación proveniente del Steaua Bucarest.

 

By CL - Enero de 2.014