Porque amamos el fútbol
Diego Costa - NUEVO EN LISTA title
Atlético de Madrid
Diego da Silva Costa
1988
Brasil
1,86
Delantero Centro
https://twitter.com/SrCosta19‎

Rambo

 

Cuando uno observa a Diego Costa tiene la sensación que el carioca se puso pintura para salir a jugar encima del Tapete, cual guerrero del wrestling americano! Es como el ultimate warrior pero en versión fútbol y Liga Española…. ¿Qué podemos decir de este jugador? Nos encanta su carácter y espíritu competitivo, esa sensación de jugar siempre al límite infundiendo un tremendo respeto a los contrarios.

 

Debo reconocer que fue Carles López quien de nuevo me anticipó la explosión de Diego. Me parecía un jugador que dejaba siempre detalles interesantes que eran afeados por su carácter irascible. No obstante, en el transfondo, Carles supo ver una estrella en ciernes, que es lo que es actualmente Diego Costa. Miren lo que decía Carles López antes de su salto definitivo.

 

By JB

 

 

 

 

 

Delantero total y brutal. El que esto subscribe reconoce modestamente que aunque oyese hablar de él y le viera alguna vez en su primera aventura peninsular enrolado en las filas del Celta, asumo que no sucumbí a su fuerza y clase hasta su año en el Albacete (2008-09), en segunda división.

 

Ya entonces era un jugador joven y prometedor, muy por encima del nivel medio de aquél equipo y que apuntaba unas maneras extraordinarias gracias a su fuerza, poderío físico, POTENCIA, calidad individual, temperamento y carácter, capacidad de desborde y gol.

 

En efecto, un carácter algo irascible e indómito, rebelde e inconformista, visceral e incendiario por momentos, y asiladamente beligerante y pendenciero. Es un luchador y ganador nato y para entendernos, es de esos delanteros “a lo Mark Hugues”, es decir, si los defensas le dan él responde de la misma manera...y ello es un arma de doble filo si te “pillan con las manos en la masa”.

 

Siempre desafiante, nunca se amilana. Ya entonces se las tenía en las filas del Albacete con el que se pusiera por delante y después de un año según mi opinión muy destacable, confirmó al siguiente en una nueva cesión en el Valladolid que estaba preparado para cotas mayores en la primera división española.

 

Creemos sin ningún género de dudas que su pasado año (2011-2012) fue el de su consagración absoluta y definitiva a nivel mundial y como consecuencia de ello este año le ha “birlado” la titularidad al brillante Adrián, futbolista que cerca de su óptima forma sabéis que nos encanta y nos parece igualmente desequilibrante, distinto y completo.

 

A las características reseñadas de la personalidad sin par e inefable de Diego Costa hay que insistir en sus grandes dotes técnicas; su capacidad de remate fuerte y bien dirigido con ambas piernas, su destacable remate de cabeza gracias a su planta imponente. Su potencia y velocidad para jugar a la contra reventando defensas rivales y fácil juego al desmarque sembrando la zozobra rival. Su garra y espíritu para salir victorioso en muchos duelos cuerpo a cuerpo.

 

Su polivalencia le permite actuar como punta referencial arriba pero entendemos que su versatilidad ofensiva y su buena caída a bandas, así como arrastre de rivales y generación de espacios, su buen dríbling, su facilidad para las paredes… le convierten en mucho más que un delantero centro más estático y rematador. Diego Costa no es un “9” tipo boya aunque pueda desenvolverse con solvencia como tal. Es un 2º delantero de corte moderno, que hace de todo y bien. Además ha conseguido con los años ser un jugador más constante en el trabajo defensivo. Tiempo atrás su espíritu de lucha tenía que ver en ocasiones más con ese rictus vendetta que exteriorizaba en pasajes puntuales de los partidos por alguna cuenta pendiente, es decir, defendía y peleaba aisladamente más como consecuencia de una alguna cuenta pendiente pero no obstinadamente. No obstante, aún no siendo un ejemplo de indolencia –tampoco eso-  en cambio no era un trabajador tan constante y regular como ahora, donde también sobresale en este apartado y por ello ha alcanzado el status que tiene (…huelga decir que sin trabajo con Simeone no juega ni su hermano…como debe ser).

 

Si bien es cierto que “los atacantes deben saber atacar y los defensas ante todo defender”, detrás de esa perogrullada redundante y paradójica, no es menos cierto que en el fútbol actual no te puedes permitir que 2 jugadores no te trabajen en la recuperación. A lo sumo uno (Romario?? Ronaldinho de la última época en can Barça??...) pero con el riesgo que ese “ausente” contagie de cierto virus de “holgazanería” al resto o surja resquemor en los demás (Eto’o tuvo toda la razón del mundo en sus declaraciones de Castelldefels donde algún iluso o cobarde con pluma licenciada sólo quiso ver celos…sucede que en esta vida corrupta la verdad sale demasiado cara cuando no debiera ser así. Guardiola algún día debería asumir y reconocer que después del más brillante triplete de la historia del Barça, su “feeling” con el buen camerunés “va ser una cagada”).

 

En cualquier caso ¡grande Diego Costa!, delantero “top” para ser el escolta o lugarteniente de cualquier gran delantero centro de la actualidad. Un “casi Crack a la sombra” y en continua progresión y mejora. Aún no hemos su mejor versión y ya “mola mazo”!!!.

 

 

By CL – Noviembre de 2.012.