Porque amamos el fútbol
Salah title
Chelsea
Mohamed Salah Ghaly
1992
Egipto
1,75
Segunda punta
https://twitter.com/mosalah22‎

Futbolista egipcio talentosísimo. Un zurdo de 1’75 a medio camino entre el FRAN deportivista y el bético Ángel Cuéllar antes de las lesiones, salvando las distancias, pero para que os hagáis una idea de su caudal de juego, aquellos que no le hayáis visto a menudo… (Bien, siendo justos Fran era un futbolista de un nivel superior, un crack!! admiradísimo por el que esto suscribe).

Salah fue reclutado del fútbol egipcio la temporada pasada (2012) por la perspicaz, sagaz  y lúcida secretaría técnica del club suizo y en sólo un año ha disparado su cotización seguro que incluso por encima de sus previsiones más optimistas. Aunque sólo tiene 21 años, tanto su aspecto físico como su madurez futbolística nos hacen pensar rápidamente que estaríamos en presencia de un futbolista mucho más maduro y hecho de lo que su carnet indica.

 

Su polivalencia le permite actuar indistintamente en todo el frente de ataque por detrás de uno y/o dos delanteros, pero con tendencia a caer en banda izquierda. Es un jugador brillante e imaginativo, con aquella fantasía que tienen en su fútbol algunos jugadores magrebíes y norteafricanos (Boussoufa, Belhanda, Asaidi, Carcela-Glez,…) y que les hace tan atractivos a los espectadores como útiles a sus entrenadores. Sin ir más lejos, os invito a ver el partido de vuelta de la última eliminatoria pre-mundialista Egipto-Ghana (aunque ya estaba “todo el pescado vendido” desde el vapuleo ghanés en la ida…) para que veáis su capacidad “cuchillesca” para atravesar líneas defensivas y fisurar graníticas murallas de retaguardia. O cualesquiera de los partidos disputados por el Basilea en la presente edición de la “Champions League” donde deja muestras de su calidad y clase.  Es un jugador imprevisible y por ende, algo anárquico. Un espíritu libre que se implica defensivamente lo justito o correcto pero desde luego ahí tiene margen de mejora.

 

Ofensivamente te confiere un amplio abanico de soluciones en lo asociativo y en lo estrictamente individual, su punto más fuerte. Desbordes acompañados de fintas, amagos, regates, habilidades varias…y una potente arrancada que ayuda a desestabilizar y eliminar rivales.

 

Tiene un buen remate y aplomo cara a gol, no se obnubila donde otros se atoran. Tiene la inteligencia futbolística y la astucia para meter el último pase y leer la jugada adecuada, algo que se tiene o no se tiene, lo que distingue a los futbolistas elegidos de los que “estorban” a los compañeros pero cuya disfunción balompédica queda diluida entre once miembros…(tengo un nombre en la cabeza para indicar a que me refiero pero no lo diré pues me acusarían de hereje!!! ).

 

Jugador para paladares finos pero que es igualmente eficaz y efectivo. En el brillante Basilea de los últimos años ha sustituido con éxito el rol del espectacular Xerdan Shaqiri (vendido el año pasado al Bayern Múnich) y junto a Stocker conforman una dupla peligrosísima de medias puntas netamente ofensivas.

 

By CL - Diciembre de 2.013