Porque amamos el fútbol
Dzyuba title
Spartak Moscow
Artyom Sergeyevich Dzyuba
1988
Rusia
1,94
Segunda punta


Este “fuertote” y polivalente futbolista puede actuar tanto en la punta de ataque como “9” referencia, tal y como se prodigaba en el Spártak de Moscú el pasado año detrás de Emenike (ahora en el Fenerbahce); así como también de segundo punta o delantero por detrás del ariete, como por ejemplo hace el español Michu en el Swansea cuando juega detrás del goleador Wilfried Bonny (exVitesse, y promocionado ya por esta web hace 3 cursos cuando sólo era suplente en Holanda, para que luego digan que no os informamos… ¡ho sento però algú ho havia de dir!).


Y cito el nombre de Michu no de forma gratuita sino intencionadamente porque les une una semblanza física (1’94cm.), y a mi entender futbolística. Así como también al griego Samaras, de la misma morfología y tipo. Samaras es demasiado bueno aunque irregular para jugar en punta-punta porque tiene más fútbol en sus piernas e ideas en su cabeza de lo que parece. Cuando el  goleador Gary Hooper jugaba por delante suyo en el Céltic  Samaras se hartaba a asistirle en franquicia cara a puerta.


Michu, Samaras y Dzyub…muy altos pero creativos  y solventes a la par que muy coordinados para su talla y envergadura (lástima que mi apuesta por el checo Tomas Nëcid se haya quedado en el camino, lo reconozco, ahí  fallé en mi pronóstico aunque sigo defendiendo que ha desperdiciado  un importante talento no sé por qué razón…¿? …no remonta el vuelo ni en el PAOK griego y mira que el tío podría ser la “hostia” con perdón…quizás mucho dinero y fama no bien digerido…esa historia por desgracia es tan frecuente…).


Dzyuba puede dar la falsa sensación de que es un “delantero alto y torpe” pero nada más lejos de la realidad. Si recordáis hace años –antes de la sentencia Bosman- un tal Julio Salinas también tenía colgado el “sanbenito” encima de torpón, pero no sabías como el bueno de Julito se sacaba de la chistera unos goles inverosímiles embutido en una morfología particular. Y triunfaba, goleaba y sorprendía en el Bilbao, At.Madrid , Barça y selección española…ahí es nada!!   Dzyuba es algo más hábil que el citado, aunque también condicionado por su débito físico. Creo que al igual que Michu, puede desenvolverse como goleador referencia exitosamente pero llegando desde atrás como segundo delantero tiene instinto e intuición para saber colocarse en la mejor zona de remate posible y eso se huele o no se huele, así de simple.  Su calidad hace el resto. Es diestro pero chuta con potencia y colocación con ambas piernas y aprovecha bien su superioridad aérea.


No es tan ágil y habilidoso en espacios cortos como ese súper grandote que es mi idolatrado e infravalorado Lacina Traoré (2’01, ojo al dato!!), pero con algo de espacio y campo es peligrosísimo. 


Consigue goles de bellísima factura y a sus 25 años se merece que un equipo importante o  grande como fue el Spártak le de la oportunidad definitiva para calibrar su auténtica valía.

 

By CL - Octubre de 2.013