Porque amamos el fútbol
Stocker title
Hertha BSC
Valentin Stocker
1989
Suiza
1,78
Interior izquierdo
https://twitter.com/VStocker14

Talentoso futbolista del género de los “jugones”.

Su fútbol brillante y descollante puede encontrar acomodo en cualquiera de las posiciones de ataque independientemente del sistema que se use, ya sea 4.2.3.1; o 4.4.2, 4.4.1.1…si bien nosotros optamos por ubicarle inicialmente en el interior izquierdo del ataque desde donde puede dibujar sus diabólicas diagonales hacia dentro, así como enviar esos letales centros enroscados que le caracterizan , para solaz del delantero centro de turno que puede hincharse a goles con sus sutiles asistencias.

Su fútbol tiene un ingente caudal de talento, fantasía, creatividad e imaginación. No en vano su nombre siempre ha sonado en los últimos años para desembarcar en una liga más competitiva y en una escuadra de más renombre, sin perjuicio de su club actual, el Basilea,  que viene dominando la emergente  liga Suiza en los últimos tiempos y dejando grandes partidos en Champions League. Sin embargo, ya sea por infaustas lesiones en el  último momento o por falta de decisión de los ojeadores rivales lo cierto es que a fecha de hoy sigue enrolado en las filas del equipo suizo para deleite de sus aficionados, que le tienen como uno de sus futbolistas favoritos de manera muy merecida.

 

Su fútbol respetando su propia idiosincrasia y salvando las distancias,  tiene trazos similares con otros “jugones” del firmamento europeo no excesivamente altos pero muy desequilibrantes y creativos, desde el crack Iniesta pasando por Hazard, Dries Mertens, Djuricic, Isco, Assaidi, Modric….y un larguísimo etcétera que podéis consultar en nuestro apartado “Laboratorio”.

 

Es un jugador con un electrizante y desbordante primer regate aunque no sea excesivamente potente o veloz. Pero su calidad, capacidad de finta y amague,  y singular clarividencia se encarga del resto. Tiene una privilegiada visión de juego para el último pase al hueco, así como unas prestaciones técnicas de primer nivel que le permiten acariciar el balón con “doma maestra”. Sus envíos amén de precisos y concretos son siempre incisivos y muy verticales y si de vez en cuando pierde algún balón es sencillamente porque arriesga. Es de aquello futbolistas talentosos indómitos que no entienden el juego como una sucesión de pases horizontales inocuos e inermes, sino que entiende que hay zonas del campo donde por fin, ¡maldita sea!, hay que exponer y arriesgar el balón…esas zonas, donde o sacas petróleo en forma de ocasión de gol o mala suerte, pierdes el balón. El temor al contragolpe en según que zonas del terreno de  juego debería ser inferior al ánimo y apetito por la ocasión propia. Y eso no significa precipitación a ultranza. Si no entendemos el juego así, los menos futboleros de nosotros, abandonarán los estadios más pronto que tarde….(yo ya conozco algunos que han “dimitido”…) ¿O es que son acaso legión los que conciben el baloncesto a 50-60 puntos?...pues eso sabueso!!

Stocker vale el precio de una entrada. Su juego vistoso y estético es a la par eficaz y resolutivo. Es más asistente que goleador aunque también sea un correcto finalizador llegada la ocasión.

Insistimos en que su caudal de juego le permiten abarcar todo el frente de ataque porque es un futbolista que “entiende” el juego, realiza una lectura inteligente de las situaciones y sabe adaptarse a la zona del campo y al momento de la jugada, tirando de genialidad para mitigar su cierta inferioridad física frente a rivales más fornidos, agresivos y atosigantes.

 

By CL - Agosto de 2.013