Porque amamos el fútbol
Dante title
Bayern de Munich
Dante Alighieri Bonfim
1983
Brasil
1,89
Central marcador
https://twitter.com/dante_bonfim‎

Central brasileño de imponente planta y de consagración algo tardía en el fútbol de 1er. nivel, si bien desde su traspaso del Borussia Moenchengladbah al Bayern Múnich su palmarés no ha hecho sino engrosar.

 

Efectivamente, fue su gran temporada en el curso 2011.2012 en el B.MGDB la que le abrió las puertas de su fichaje por el Bayern de Múnich. De hecho en aquella temporada brillante del B.MGDB brillaron y destacaron igualmente el hoy archiconocido Marco Reus (desde su traspaso al Dortmund), Juan Arango, el ariete Hanke, y un incipiente y escurridizo Hermann; volante ofensivo muy talentoso que también tenéis analizado en nuestro “Laboratorio”.

 

Pues bien, fue el siempre atento y despierto B. Múnich quien una vez más hizo gala de su codicia en cuanto a figuras del campeonato alemán que le puedan ofrecer resistencia y muy en su tradición se encargó de fortalecer su plantel a la par que debilitaba a un potencial oponente que aquél año se había mostrado muy combativo. Asimismo, compraba un siempre buscado central zurdo (no hay tantísimos de 1er.orden en el mercado) que pudiese ofrecer competencia al gran canterano Badstubber  –en nuestra modesta opinión un central mucho más sólido y seguro que Dante en el cómputo de virtudes totales-.

 

Dante es un central de los verdaderamente altos y grandes, así como con presencia llamativa por su pelo “a lo Afro”. Imponente y poderoso en el juego aéreo y de técnica nada desdeñable iniciando el juego desde atrás. Buena salida de balón como central desde la siniestra y bastante serenidad y aplomo en su juego (en ocasiones, esa tranquilidad puede resultar excesiva y soliviantar a su entrenador de turno…cuando deviene casi relajación y/o laxitud. Parece como si en determinados partidos cierta parte del césped que pisa correspondiese a otro tipo de “hierba”…).

 

Quizás, junto a la cintura algo rígida y déficit para jugar adelantado dejando espacios a su espalda,  ese es el único pero o lunar que haya que ponerle como jugador, esa ligera distensión por momentos. Que por otra parte tiene su punto bueno de no ponerse casi nunca nervioso y atolondrarse.

 

Es un central sobrio, sereno, con buena técnica brasileña en su zurda; notable colocación atrás y difícilmente franqueable por arriba, con lo cuál es toda una garantía tanto para defender como para atacar las jugadas de estrategia, tan decisivas en un fútbol tan estudiado y metódico como el actual.

 

Sin duda en suma un central con nivel suficiente para estar en un equipo que aspire a grandes cotas aunque no nos acabe de entusiasmar.

 

 

By CL - Julio de 2.013