Porque amamos el fútbol
Coutinho title
Liverpool
Philippe Coutinho Correia
1992
Brasil
1,72
Media punta
https://twitter.com/Phil_Coutinho

Exquisito y liviano danzarín de ballet con un balón en los pies. Centrocampista ofensivo y llegador, media punta de una calidad técnica espectacular. Un “jugón” en toda regla, pequeñito y ligero en apariencia, pero “Grande” en talento y prestaciones.

Le descubrimos siendo juvenil hace ya algunos años en el prestigioso torneo internacional MIC que se organiza y desarrolla en la costa brava gerundense. Entonces y ahora era junto a Neymar el futbolista más Vistoso de aquella rutilante y joven “Canarinha”, el más plástico y estéticamente seductor.

 

Creemos que entonces el Ínter lo fichó ya más por Codicia de almacenar cromos rutilantes  (como les ocurre a los recién llegados y ventajistas “cheques” árabes de algunos clubes que pueden permitirse los lujos asiáticos en forma de empacho de fichajes que a otros se les niegan) que por verdadera devoción. Ni encajaba entonces con el perfil de jugador que le gusta a Mou para esa posición de “trequartista”, ni su tempranísima edad aconsejaba quemarlo antes de tiempo exponiéndole a los “tiburones” defensivos de la serie A del Calcio, muy especialmente considerando que se trataba de un futbolista ligerito y liviano (como aquél Pato que llegó al AC Milán procedente del Internacional y que luego el “Milan Lab” transformó en una suerte de nuevo proyecto de miembro de la patrulla X…¿viene su querencia por las lesiones musculares de su metamorfosis forzada? Nunca se sabrá….)).

 

Coutinho es puro Levitar por el césped con el balón en los pies. Su bajo centro de gravedad y su ilimitado talento le permiten sortear contrarios como el mítico esquiador sueco  Ingmar Stenmark descendía en Slálom con insultante suficiencia para los derrotados rivales de antemano. Aún siendo eminentemente diestro su capacidad de desequilibrio individual le permite a Coutinho sortearte con todo tipo de trucos, tretas, fintas y amagues. Nunca sabes por donde va a salir pero los contrincantes de la Premier en estos momentos saben que o le busquen encimar en el cuerpo a cuerpo, o como le den una mínima ventaja están “sentenciados”.

 

Al margen de esa capacidad desequilibrante, tiene una notable visión de juego y un magnífico y sutil último pase, de lo que se benefician espectacularmente los compañeros de ataque. Por momentos resulta algo individualista pero tampoco exageradamente. Es más pecado de juventud y de saberse superior que no un “tic” enfermizo que haya que corregirle con ánimo obsesivo.

 

Como finalizador tiene una magnífica gama de recursos en la versatilidad de su disparo y también es una seria amenaza como lanzador de golpes francos.

 

En otras palabras, un auténtico jugadorazo. Un centrocampista de vocación atacante que da goles y los marca, que se va de su par casi siempre y al que sólo le falta ganar algo de fuerza  (ojo, sin que me le cambien la morfología!) y resistencia para ser un referente total. El Liverpool tiene en Brendan Rodgers a un buen estratega pero sobretodo a un “Detector” del talento por encima de otras virtudes, como demostró en el Swansea apostando por los jugones Allen, Britton, Dyer, Sinclair, Routledge…entre otros. Y por eso estos días nos levantamos leyendo que el Liverpool quiere “robarle” el joven Canós al cadete del Barça. Porque seguramente el ingenio de Brendan sólo ha necesitado ver 2 partidos a Canós para decidir lo que otros necesitan una temporada entera para dudar!!

 

Estamos seguros de que con este entrenador a sus espaldas en el Liverpool, Coutinho ha caído en gracia. Este año estamos asistiendo a su inminente y absoluta consagración, dejando para el olvido esas etapas recientes interistas y en su cesión al Español de más Irregularidad, de futbolista “Guadiana” que aparecía y desaparecía seguramente por culpa de su juventud y falta de oficio y veteranía. Va camino de ser un grande si no se nos “gripa” por el camino

Y los apasionados seguidores futboleros estamos de enhorabuena.

 

By CL - Mayo de 2013