Porque amamos el fútbol
Griezmann title
Atlético de Madrid
Antoine Griezmann
1991
Francia
1,76
Interior izquierdo
https://twitter.com/AntoGriezmann

 

En ocasiones la polivalencia y ductilidad es virtud y en ocasiones defecto de falta de definición. Pues bien en el caso de esta “centella” supersónica a lo TGV francés que cabalga por banda izquierda, hablamos de que lo susodicho es virtud, pues Antoine Griezzman puede actuar tanto escorado a banda izquierda y aprovechar así más espacios a la espalda del lateral, como para tirar diagonales venenosas; así como demostrar su capacidad resolutiva cara a portería lo que por tanto le confiere la posibilidad de participar como 2ª punta por detrás de un ariete más o menos clásico.

Futbolista captado hábilmente por los ojeadores de la Real Sociedad cuando jugaba en su Francia natal y tan sólo tenía 13 años. Una vez más desde aquí reivindicamos que se le reconozcan méritos y “medallas” a quién sabe discernir el grano de la paja en tan temprano momento. Son los otros “Cracks”, los de los despachos, los cuales también marcan diferencias en su ámbito y pocas veces son reconocidos llenándose en cambio los bolsillos lo agentes más avezados que los “redescubren” más tarde.

 

A Griezzman le habíamos visto tímidamente en el juvenil de la Real y en sus incipientes irrupciones en el 1er equipo pero el que esto subscribe quedó prendado de él en el Europeo sub19 de Francia disputado en 2010, con el que nos estrenábamos en esta web y que para nosotros tiene un valor nostálgico añadido. Aquella Francia imborrable que batió a la España de Thiago Alcántara en la final por 2-1, reunía a una pléyade de talentos: Griezzman, Gilles Sunu, Coquelin, Lacazette, Gael Kakuta, Cédric Bakambú, etc) y Griezzman sobresalía dentro de un equipo de futbolistas de raza negra y de ascendencia magrebí como un rubiales escurridizo y ágil como una anguila, rápido y letal con espacios.

 

En una primera etapa Griezzman marcaba muchas diferencias en el apartado de la velocidad y el desmarque pero perdía fuelle cuando no podía explotar el juego con espacios o a la contra, es decir, en estático tenía un evidente margen de mejora porque su fútbol no era tan vistoso ni resolutivo y/o eficaz... trastabillándose o bloqueándose por instantes.  Con los años y aunque ahora sólo tenga 22, mantiene su peligrosidad jugando con campo para esprintar y profundizar, siendo letal insistimos al contragolpe partiendo desde la izquierda y cerrándose en diagonal hacia el centro. Pero asimismo ha progresado algo más en la capacidad de desequilibrio y uno contra uno en ataque estático y organizado, cuando el rival está bien pertrechado y plantado atrás. Asimismo su capacidad de juego asociativo y en equipo también ha sufrido un salto cualitativo. En definitiva, convirtiéndole en una de las puntas de lanza más flamantes de una Real Sociedad fresca y dinámica, con una propuesta atractiva de juego y una nómina de muy buenos jugadores: el veterano Xabi Prieto a la cabeza liderando a los jóvenes Vela, Illarramendi, Rubén Pardo, ïñigo Martínez, Carlos Martínez…y al propio Antoine.

 

Así pues es un compendio de rapidez y velocidad, listeza en el juego, agudo sentido del desmarque y juego profundo al espacio, buena capacidad para el centro desde la izquierda, capacidad goleadora que va in “crescendo” gracias a una versatilidad rematadora desde un buen disparo con la izquierda principalmente (tiene que progresar su disparo con la diestra o pierna “mala”).

Creemos que está a punto de caramelo para dar el salto a un equipo de expectativas y proyección aún mayor en cuanto a títulos, pero probablemente le haría bien permanecer un año más para acabar de cuajar y explotar del todo en el tuxri-urdín team!.

 

By CL – Abril de 2.013