Porque amamos el fútbol
Burak Yılmaz title
Galatasaray
Burak Yılmaz
1985
Turquía
1,88
Delantero Centro
https://twitter.com/yilmazburak17

Goleador “puro y duro”, ariete al uso de innatas condiciones para jugar como hombre de referencia arriba, con ductilidad y fertilidad rematadora.

 

Su explosión internacional –pues en Turquía ya era un jugador consagrado- coincide con la presente edición de la Champions y en una edad parecida a la que alcanzó su madurez antaño el otrora gran icono de los delanteros centro turcos, el inolvidable Hakan Sukur, punta de lanza de una selección que cosechó éxitos y dimensión internacional, entre ellos un 4º puesto de un Mundial.

 

Si bien Hakan Sukur era un “pelín” más alto que Burak Yilmaz y acaso “pelín” más corpulento, Yilmaz es asimismo alto y fuerte. Ello le permite salir victorioso en muchos envites uno contra uno en los duelos con los centrales rivales. Al igual que Sukur, Yilmaz es preferentemente diestro pero no obstante también tiene una buena engatillada con la siniestra cuando dispone de espacio y tiempo para acomodar cuerpo (aprovechamos para enfatizar y hacer hincapié en que una de sus grandes virtudes es su capacidad rematadora y su habilidad para habilitar y acomodar el cuerpo perfectamente, lo que no es tan habitual entre los de su tamaño y ello le garantiza casi siempre una buena dirección de sus chuts y disparos a puerta).

 

Al igual que su referente histórico, Yilmaz también es un fenomenal cabeceador y un peligro por su envergadura en el juego aéreo.

 

En ocasiones a primera vista puede parece un jugador algo tosco pero no se lleven al fácil engaño, nada más lejos de la realidad. Nos parece un delantero fuerte, luchador, maduro, preparado, aguerrido, competitivo, de liderazgo y carácter, así como sobrado de autoconfianza. Un jugador capacitado ya en estos momentos para ser el ariete de cualquier equipo con suficiente caudal ofensivo como para que se le generen aquellas oportunidades que él finaliza con un elevado porcentaje de acierto, dentro de unas “ratios” de eficacia reservadas a los buenos delanteros.

 

Sabe proteger perfectamente el esférico con su cuerpo cuando recibe de espaldas y si le das un metro dentro del área estás “muerto” puesto que siempre se las ingenia para salir airoso aunque “a priori” no pueda parecer tan ágil y flexible.

 

Es un delantero potente y rápido teniendo en cuenta su morfología y planta. Bueno en el desmarque, inteligente en el juego y solidario en el esfuerzo. En resumidas cuentas, nos parece un atacante COMPLETO, un goleador y finalizador de rango y nivel “top” europeo, con no tanta calidad como un contemporáneo Leandro Damiao o un Christian Vieri de sus tiempos, pero un delantero “grandote” y “Grande”!!, y probablemente minusvalorado aunque no sea un dechado de virtuosismo regateador y eléctricas cualidades.

 

 

Estamos convencidos de que seguirá dando que hablar, juegue donde juegue, gracias a su regularidad. En la historia reciente hemos tenido ejemplos de jugadores técnicamente buenos pero que un excepcional estado de forma les ha conferido un rango altísimo en el mercado y la consideración pública que en justicia no les correspondía (ejemplos, Jon Andoni Goicoetxea, Amavisca, Mendieta, Pedro Rodríguez…), es decir, muy buenos jugadores pero punto; y que fueron brillantes coyunturalmente gracias a su óptimo estado de forma y autoconfianza pero no ¡¡auténticos cracks!!. Burak Yilmaz no va a ser flor de un día.

 

 

By CL – Abril de 2.013