Porque amamos el fútbol
Aubameyang title
Borussia Dortmund
Pierre-Emerick Aubameyang
1989
Francia
1,85
Delantero Centro
https://twitter.com/EmerickOfficiel

Os transcribo aquí literalmente mis palabras sobre este jugador en el pasado informe de la Copa África 2012 y que algunos de vosotros recordaréis haber leído en nuestra propia web:

“este fino, ágil, elegante y estilista delantero del Saint Etienne –contratado de joven por el Milán pero que no pudo superar el escollo del calcio-catenaccio- está en su mejor momento como futbolista. Esa confianza se traduce además de en goles, en una presencia activa en el juego de ataque de su equipo, participando MUY activamente en la confección, elaboración y asociación de todas las jugadas. Tiene sentido colectivo, remate, gol, mucha inteligencia y es bastante rápido, tanto mentalmente como en la ejecución. Realmente móvil y difícil de sujetar. Siempre protagonista, como en el Saint Etienne de este año (curso 2011-2012), nada que ver con aquél jugador “timidote” que desde su fichaje por el Milán y en sus cesiones había demostrado. Ahora ansía protagonismo y cumple sobradamente”.

 

Pues bien, unos meses después este futbolista en plena progresión y evidente madurez no ha hecho sino confirmar esos presagios. Desde la lejanía nos parece que a este chico algo retraído y de aspecto muy noble y bonachón –a pesar de su pretendido look tupé “transgresor”-  la llamada del todopoderoso AC Milán le llegó muy jovencito e imberbe –luego de destacar en un torneo juvenil por el año 2007-; y en esos momentos no pudo cumplir con las expectativas creadas ni en el Dijon, ni en el Lille ni tampoco en el Mónaco en sus consecutivas cesiones. Sin  embargo, al abrigo de la enfervorizada y rugiente legión de seguidores del Saint Etienne, aprovecha ese fulgor que confiere el estadio de “La Caldera” para expresarse con una sobre convicción loable y desconocida hasta hace un tiempo. Ello junto a su papel estelar en el Gabón anfitrión de la pasada CAN, ha multiplicado como decimos su autoestima y ahora sí estamos hablando de un delantero “top” de la Ligue1 al que sin embargo le quedará pendiente todavía demostrar su valía en entornos menos “familiares”. Nos parece desde la distancia que su carácter es tan noble como algo frágil y quizás ese sea su gran hándicap. Probablemente como consecuencia de esa bondad que destila le falta consecuentemente algo de instinto “killer” y asesino dentro del área…en otras palabras, nos parece demasiado buen tipo como para ser un delantero de la estirpe de los goleadores egoístas e impenitentes (y no me malinterpretéis, pues Messi es un maravilloso crack y también irradia humildad pero es mucho más listo y sobretodo pícaro en el terreno). Aubameyang no tiene los genes competitivos de un Hugo Sánchez, Stoichkov ni Ibrahimovic, ni falta que le hace pues es otro perfil de futbolista con poquita “mala leche” y no me tiréis más de la lengua…

 

Su cuerpo liviano y ligero como la pluma es a la vez que delgado veloz y potente dentro de una estatura de 1’83-1’85 según las fuentes que se consulten… Así pues, en situaciones de contragolpe y con espacios a la espalda de los defensas es determinante.

 

Es un delantero no demasiado goleador en sus registros  -aunque estos 2 últimos años en el St.Etienne los está mejorando e incrementando- pero en cambio te ofrece más soluciones arriba gracias a su fútbol fértil, creativo y participativo. Un delantero que combina detalles técnicos sólo para el deleite de paladares refinados y sutiles a la vez que manifiesta alguna que otra incomparecencia goleadora cuando su equipo más le necesita. En la medida que sea capaz de recusar esas visitas del doctor irregularidad, estaremos entonces en la certeza de que ha escalado el peldañito que aún le falta. No obstante, a diferencia de delanteros que son meramente rematadores y/o finalizadores, en el caso de Aubameyang estamos hablando de un atacante completo y sobretodo moderno, gracias a su calidad, clase y versatilidad, amén de su demostrable trabajo en el tapete. OH, La, La, Pierre Aubameyang!

 

By CL - Enero de 2.013